Activos: Diana Calvo, del teatro social al Egipto de hoy

Autor/a: el 31 mayo, 2011

Diana Calvo educadora y actriz española, vive en El Cairo desde hace 7 años, comparte su vida entre sus trabajos en teatro social con colectivos desfavorecidos y sus clases en la Universidad del Alto Egipto. Además es amiga e incansable activista. Comparto extractos de conversaciones que hemos tenido en los últimos meses.

¿El teatro social está enmarcado en la educación cultural?

Trabajando en un país como Egipto, la cuestión de la Educación Cultural se traduce en algo elemental: educación para todos.

¿Cómo es el sistema educativo egipcio?

Clases con 100 y hasta 120 niños, aulas abarrotadas. En un pupitre hecho para dos niños se sientan cuatro o cinco. El resto de los niños se sientan en el suelo. Los maestros ganan 45 euros al mes. Quizás desde una perspectiva eurocentrista, eso es algo que no extraña demasiado. ¡Quién no ha visto esos colegios africanos que se improvisan con un techo de uralita y en que los niños se sientan en esteras en el suelo! ¡Pero es que estamos hablando de Egipto! ¡Un país de renta media!.

Entonces. ¿Se toma en cuenta el teatro social como otro eslabón de la educación?

Dada la desastrosa situación del sistema educativo formal, hay que desarrollar maneras alternativas donde los niños y adultos puedan adquirir este tipo de capacidades. Nosotros, entre otros, intentamos llenar tal vacío. Hacemos teatro como herramienta para el desarrollo personal y social de la gente con la que trabajamos. El trabajo en este tipo de proyectos no se ve como algo fundamental. Pero la experiencia me ha enseñado que las personas tienen que jugar, desarrollar sus capacidades creativas y expresivas. ¡Todo eso es tan importante!

¿Recibís apoyo institucional?

A nivel institucional, se suele trabajar en proyectos a corto plazo y siempre dependiendo de subvenciones de instituciones occidentales con lo que se corre el peligro de caer en un neocolonialismo cultural. Por ejemplo, hace unos meses en una asociación que conozco, se hizo un taller de fotografía digital con un fotógrafo de España. Durante la actividad un grupo de niños  fotografiaron su barrio y su entorno. Yo me pregunto, ¿era necesario traer un fotógrafo de España? ¿No se podría haber usado el dinero que se gastó en pagar el viaje, la manutención y el salario (en euros) a un grupo de fotógrafos locales y hacer un programa a mayor escala con un impacto local más amplio y con objetivos más sostenibles?

__ : __

“…a los pueblos cuyo presente sólo consta de fracasos, derrotas, frustraciones y humillaciones no les queda más remedio que buscar en su pasado razones para seguir creyendo en sí mismos. Cuando una nación triunfa en algo, la mirada de los demás se modifica e influye en la percepción que tiene de sí misma.”

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Amin Maalouf  “El desajuste del mundo”

 

 

 

En este sentido. ¿Qué ha significado la revolución para los egipcios? ¿Cómo se percibe en las calles?

Egipto ha recuperado su orgullo – perdido desde hace muchos años – y creo que psicológicamente es muy importante. Se nota mucho en los jóvenes, su orgullo y esperanza en el futuro. También creo que esa certeza puede ser parte de una fantasía ya que esta etapa política es muy difícil, no es una transición transparente. El ejército ha sido el clavo ardiendo del pueblo y la revolución.

Por otra parte, se ha convocado el Segundo Viernes de la Ira. Las exigencias de los manifestantes no se están llevando a cabo. Hay una “contrarrevolución” funcionando cuyo objetivo es crear conflictos y divisiones entre el pueblo y sembrar el caos para crear sentimientos de miedo e inseguridad en la gente. De esta forma las demandas de estabilidad en el país acallarán las de libertad y democracia. Un claro ejemplo de ello son los conflictos que ha habido entre cristianos y musulmanes en los últimos meses.

Más de 8000 personas han sido detenidas por el ejército y han sido juzgadas en tribunales militares. El ejército no da información clara de cuántos son los detenidos, sus datos y las penas a las que se enfrentan. Casos que Human Right Wacht viene denunciando durante las protestas e incluso antes de la caída de Mubarak.

Diana ¿Por qué sigues en Egipto?

En primer lugar, porque está todo por hacer. Pocas personas se dedican a dar talleres de teatro con un objetivo social y de desarrollo más allá de lo puramente artístico. Somos un colectivo y aunamos fuerzas.

Ver las caras de los niños cuando llegas con un espectáculo a un barrio olvidado por todos. Refugiados que sienten que por fin alguien habla de ellos con respeto, humanidad y hasta humor. Supongo que eso paga con creces las dificultades que podamos encontrar en la realización de nuestro trabajo.

Aquí hace falta educación que desarrolle las capacidades humanas: la creatividad y la conciencia crítica para que los niños lleguen a ser ciudadanos autónomos y responsables; educar en el trabajo en equipo para que  aprendan que en sus compañeros está la fuerza y no el peligro.

¡Seguid indignándoos en España porque aquí las cosas no podrán cambiar de verdad si el cambio no es global!

Foto: Mai Maig

Compartir

 

1 comentario

  • jose dice:

    Nathalie

    que bonito reencontrarme con activos.

    Diana
    que bonito el teatro real de gente real para gente real.

    evadirnos de la realidad es una medicina fantástica para abordar con ilusión nuestra realidad.
    si podemos serte útiles de alguna manera desde y por qué no… y desdes quiero estamos a tu disposición.

    un abrazo
    jose

  • Deja tu comentario

    Nos interesa tu opinión
    Escribe un comentario

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *