Bárbara, Majora y la ciudad ecológica

Autor/a: el 3 marzo, 2009

 

Bárbara Celis es una (excelente) periodista free lance que escribe para El País y otros medios importante de todo el mundo. Lo hace desde Nueva York, la ciudad en la que eligió vivir. Bárbara, además, tiene un (estupendo) blog: Crónicas Bárbaras. Hace unos días, Bárbara me descubrió allí el trabajo de Majora Carter. Majora es una activista del Bronx que asesora a políticos y universidades “para que impulsen proyectos de recuperación ecológica que ayuden a la gente de barrios deprimidos como el Bronx no sólo a mejorar la calidad de vida de sus comunidades sino a crear trabajos ‘verdes’ que además transformen los ghettos en lugares vivibles donde la gente no se vea empujada a la delincuencia si no a tomar las riendas de su vida y su entorno”. La entrada completa se puede leer pinchando aquí.

Compartir

 

2 comentarios

  • COMENTARIO SOLO PARA VISIONARIOS
    Lamentablemente no basta con diseñar ciudades en las que priven los materiales y las tecnologías amistosas con el medio ambiente.

    Un futuro sostenible no es posible, aplicando paliativos sociales y ambientales dentro de un sistema de cosas en el que privan el egoísmo y la ignorancia.
    Es por ello que hacemos el presente llamado, exclusivo para aquellas personas plenamente convencidas de que el mundo va camino a su destrucción y que la única forma de detener la misma es darle un vuelco radical a la forma en que nuestras sociedades tratan a las personas y al medio ambiente.
    La idea consiste en diseñar un modelo de sociedad ideal realista y factible, que será presentado de manera tangible en forma de maquetas, animaciones, producciones fílmicas y parques temáticos y a partir de allí, mediante una campaña educativa no violenta, comenzar a proponer cambios en el orden mundial establecido hasta que se logre la instauración en todo el planeta de un estado de bienestar generalizado.
    Las bases conceptuales de esta propuesta, entre otras, son las siguientes: Uso prioritario de materiales y tecnologías amistosos con el medio ambiente; limitación del crecimiento económico y poblacional; supresión de la manipulación proveniente de factores de poder económicos, religiosos y políticos; desaparición de toda forma de reverencia entre seres humanos; eliminación del dinero en efectivo; verdadero respeto a las libertades; y democracia real.
    Si estás interesado en conocer el marco teórico y los detalles de esta iniciativa, y posiblemente participar en ella, quedas invitado a visitar el sitio web
    https://elmundofelizdelfuturo.blogspot.com/
    Atentamente, César Emilio Valdivieso París

    • Miriam Torres dice:

      Hola César Emilio, muchas gracias por tu aportación. En Yporquéno nos gusta contar con todas las opiniones para que cada persona genere la propia. Gracias de nuevo y nuestros mejores deseos.

  • Deja tu comentario

    Nos interesa tu opinión
    Escribe un comentario

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *