Café y manzana en la oficina

Autor/a: el 28 mayo, 2010

Hace unos días, Stefanie escribió un post sobre las opciones que tenemos hoy en día para comer  frutas y verduras de temporada y de buena calidad en nuestra vida cotidiana. Básicamente, si no tenemos la suerte de poder cultivar nuestros propios alimentos en  la huerta de nuestro jardín, se ofrece varias posibilidades: podemos pedir cestas por internet, comprar frutas y verduras directamente en los mercadillos o disfrutar de bufé de ensaladas frescas (por ejemplo).

Pero hoy me he enterado de una nueva alternativa para comer sano incluso en el lugar de trabajo. Este nuevo concepto llamado “Cestas de frutas en la oficina” ha nacido hace poco y tiene mucho éxito en las empresas francesas ya que responde al nuevo modelo de empresa ciudadana. Varios “activos” cómo les denominamos nosotros en este blog, intentan de esta manera cambiar los hábitos  de las empresas. Uno de ellos, Verger de Gally, propone una cesta de 6 a 12kg de frutas variadas una o dos veces a la semana. Sus principales clientes son, de momento, grandes empresas tipo L’Oreal, Coca Cola, HSBC, Peugeot etc. No porque sean más responsables las multinacionales que las medianas o pequeñas empresas sino porque, igual que nos pasa a nosotros, desgraciadamente este concepto puede aparentar ser un servicio de lujo por su precio elevado. A pesar de esto, la iniciativa me parece muy buena!

Compartir

 

1 comentario

  • Stef dice:

    ¡Me encanta esa idea, Violaine!

    Yo creo que poco a poco los empresarios (por lo menos los grandes) españoles se están dando cuenta de que tener a los empleados contentos y brindarles unas condiciones de trabajos dignas puede aumentar el rendimiento y la lealtad de los trabajadores.
    Iniciativas como está no tienen porque ser caras para el empresario pero si que requieren que haya cierta voluntad y creatividad para mejorar el día a día laboral.
    Animo a todos los jefes a que dediquen un par de horas a pensar en iniciativas similares que podrían encajar con su empresa. Poner en invierno un puesto con agua caliente e infusiones en vez de agua embotellada, por ejemplo.

    Mi madre trabaja en una universidad / escuela técnica en Austria. Ahí lo que han hecho es poner todos los días al medio día un puesto de comida caliente que solamente usa productos de campesinos de la región. De hecho el puesto pertenece a uno de ellos.

    A ver si a alguien se le ocurren otras iniciativas interesantes para la oficina.

  • Deja tu comentario

    Nos interesa tu opinión
    Escribe un comentario

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *