Cambiemos con el cambio

Autor/a: el 18 junio, 2009

huella

Imagen del colectivo Un mundo feliz

El domingo concluyó el festival de cine y debates para una vida sostenible Emisión Cero. Una semana larga de documentales, conferencias y mesas sobre medio ambiente, agricultura, energía, alimentación, consumo, economía, innovación, biodiversidad y, claro, cambio climático. Además de las (estupendas) películas, hubo ponentes de mucho postín: Federico Mayor Zaragoza (ex director general de la UNESCO y presidente de la Fundación Cultura para la Paz), Miguel Delibes de Castro (biólogo del CSIC), Fernando Hiraldo (director de Doñana), José Esquinas (30 años en la FAO), José Luis García (experto en renovables de Greenpeace), Joaquín Araujo (periodista especializado en temas naturales), Fernando Moraleda (de la comisión mixta sobre el Cambio Climático) y un buen montón más.

Pero esta entrada no quiere ser un resumen de lo que ha pasado, sino que quiere contar lo que debe pasar. Todas las palabras pronunciadas en las conferencias y debates tenían un solo significado: acción. Contra el cambio climático, hay que pasar a la acción. Contra la apatía de los políticos y las instituciones, hay que pasar a la acción. Contra la costumbre de las empresas, hay que pasar a la acción. Contra la pereza de la sociedad, hay que pasar a la acción. No lo digo yo. Lo dijo Mayor Zaragoza, lo dijo Pepe Esquinas, lo dijo José Luis García, lo dijo Fernando Hiraldo. Lo dijeron los asistentes y los organizadores de Emisión Cero.

Cada uno tiene su responsabilidad. Cada uno puede consumir de forma más responsable, apagar la luz, usar menos agua, coger menos el coche. Pero sólo todos podemos cambiar las cosas. Pasar del cada uno al todos es la cuestión. Unirnos, asociarnos, movilizarnos. Tomar la iniciativa*. La gente, en general, tenemos miedo al cambio. Pero el cambio está sucediendo. El climático, el de valores, el económico. La gente, por eso, debemos cambiar con el cambio. El movimiento genera movimiento. La acción genera acción. Sólo deberíamos tener miedo a quedarnos quietos, a dejar que las cosas sucedan sin intervenir. Cada día es una oportunidad. Aprovechémosla.

* Una buena iniciativa es la de 100 posts sobre el cambio climático, de Unión Fenosa. Esta entrada se une a ella. Por cierto, hay quien dice que las empresas no pueden cambiar, que su modelo de negocio se lo impide. No conviene olvidarse de que las empresas son organizaciones formadas por ciudadanos, por personas. Otra vez, el cambio de cada uno puede ser el cambio de todos. Si las personas que forman las empresas no asumen los cambios necesarios, su modelo de negocio, cualquier modelo de negocio, no tiene futuro. Confiamos en su inteligencia y, si no, en su instinto de supervivencia.
Compartir

 

0 comentarios

Deja tu comentario

Nos interesa tu opinión
Escribe un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *