Ciudadano busca empresa ciudadana

Autor/a: el 19 abril, 2009

 

imagen obra del colectivo Un mundo feliz

imagen obra del colectivo Un mundo feliz

 

 

En diario La Vanguardia del día de hoy domingo, 19 de abril del 2009, me encuentro con el siguiente titular: “Volkswagen endurece sus condiciones para traer el Q3”. Y debajo del titular se puede empezar a leer: Volkswagen quiere que la Administración española sufrague parte de las pérdidas que la fabricación del Q3 en Martorell pueda suponer. En concreto el grupo alemán pretende que la parte española financie el 80% de unas pérdidas previstas de 200 millones…”.

A esta cifra debemos añadir la petición de ampliar un año más de congelación salarial sobre el año ya  acordado de forma voluntaria por los sindicatos y por lo tanto los trabajadores.

Llevamos mucho tiempo discutiendo y gastando saliva sobre el rol de las empresas en nuestro tiempo, que si el valor del accionista que si la creación de valor para la sociedad, que si no son contradictorios, que si….

Desde mi modesta opinión este no es el concepto de “empresa ciudadana” que tenía en la cabeza. 

Una empresa en su discurso de competitividad y supervivencia está legitimada (aunque nos moleste un poquito) a presionar a Estados, competidores, empleados,… independientemente del nivel dependencia que tengan hacia la empresa. Incluso mejor si hay un alto grado de dependencia, de esta forma la presión es más eficaz.

Pero, es horrible y de una falta absoluta de elegancia si el consumidor boicotea un producto porque considera que se ha atentado contra su integridad o la de sus conciudadanos. Que bárbaros 

No debe ser fácil ser el Director de RSC de una compañía de este tipo  y tener que gestionar el dialogo social en estos tiempos. No debe ser fácil lanzar un coche maravilloso al mercado con “posibles” despidos sobre el capo. No debe ser fácil ser un ciudadano y tratar de encontrar una empresa en quien confiar.

Tenemos mucho por hacer. Manos a la obra.

Compartir

 

0 comentarios

Deja tu comentario

Nos interesa tu opinión
Escribe un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *