Consumiendo con conciencia: ¿y qué pasa con la comida?

Autor/a: el 27 febrero, 2015

En los últimos tiempos estamos viviendo un cambio significativo en el modo en que consumimos. Así, como hemos visto, el mercado de las marcas sostenibles se está abriendo paso, cosechando de momento números modestos, pero con tendencia creciente. Los consumidores quieren adquirir productos éticos, sostenibles. Podemos afirmar que cada vez más consumidores quieren productos producidos de un modo responsable, productos que se han fabricado respetando el medio ambiente en sus procesos, asegurando además el trato justo y digno a las personas que los han producido.

La comida que consumimos puede jugar un importante papel en el paso hacia un comportamiento más responsable, con marcas cada vez más conscientes del impacto que produce la elaboración de sus productos y con consumidores cada vez más preocupados del origen, sostenibilidad de la producción y de los ingredientes de los alimentos que consumen. ¡Estamos asistiendo a una auténtica revolución de la comida!

En el artículo antes referenciado hablamos de cómo un número cada vez más alto de consumidores adquirían productos con sellos que certificaban que los productos cumplían determinadas características de sostenibilidad. En el presente nos gustaría transmitir algunas buenas prácticas que determinadas marcas y productores están llevando a cabo para producir de un modo más sostenible y ético.

https://www.flickr.com/photos/martinlabar/

El café es uno de los ejemplos paradigmáticos en materia de comercio justo y cultivos responsables. Hay muchas marcas que están haciendo verdaderos esfuerzos para que sus  productos sean lo más sostenibles posible, prestando especial atención al aspecto social. Así, por ejemplo, encontramos a Caribou o a Peet’s Coffee , dos marcas estadounidenses de café que llevan años trabajando en certificar sus productos para asegurar que se producen tanto respetando el medio ambiente como a las personas que lo cultivan. En lo que respecta a la categoría de chocolate, igualmente, encontramos multitud de productos de comercio justo y biológicos (aquí, y aquí por ejemplo).

Pero no solo encontramos estas dos categorías en lo que respecta a alimentación responsable. Recientemente apareció en la prensa un artículo que hacía referencia a “La Patería de Sousa”, una pequeña empresa extremeña que produce foie gras… ¡ético! Aprovechando las costumbres migratorias de los gansos, que les llevan por “diseño genético” a comer y acumular grasa antes del invierno para poder migrar, se consigue una pequeña producción de foie gras. Los gansos, que permanecen en libertad, no son alimentados a la fuerza para hipertrofiar su hígado, y aunque como comenta el artículo se ha llegado a acusar al empresario, Eduardo Sousa, de no producir auténtico foie gras, su producto ha sido reconocido internacionalmente como un producto de grandísima calidad. ¡Y producido de un modo respetuoso con los animales!

También encontramos otro ejemplo “extremo”. La marca de comida rápida Chipotle ha apostado por trabajar con productos orgánicos, producidos en granjas pequeñas y locales. De este modo sea erigido como un ejemplo en la industria, apostando por un modelo distinto, de proximidad y sostenible.

Una gran marca como Campbell’s, con más de 140 años de historia, ha decidido revolucionar su propia compañía, un compromiso por la sostenibilidad centrado en ofrecer comida saludable al alcance de todo el mundo, representado este compromiso en la formulación de su purpose “Real food that matters for life’s moments”.

Creemos de verdad que el camino que han empezado estas marcas y empresas responsables será seguido por la gran mayoría. La preocupación de los consumidores por la comida que obtienen encuentra correspondencia en el comportamiento de algunos productores. ¡Esto no ha hecho más que empezar!

Fuente de la imagen: Martin LaBar

Compartir

 

0 comentarios

Deja tu comentario

Nos interesa tu opinión
Escribe un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *