Contra el racismo: planta árboles y lee poesía

Autor/a: el 21 marzo, 2012

Hoy es el Día Mundial contra el Racismo, un día para solidarizarnos con gente diferente a nosotros, para extirpar de nuestra mente cualquier huella de prejuicio cultural cincelada por una tradición a la que ninguno somos ajenos.

Creo que es uno de los días mundiales más importantes que pueda existir. Todos sabemos las consecuencias nefastas de tener un sentimiento de superioridad llevado al extremo, y más en estos momentos, con el contexto de Siria y Franciacomo telón de fondo.Cuando veo gente que mira por encima del hombro, se pelea o incluso mata por considerar que un ciudadano de otra cultura o color no merece lo mismo que uno mismo, se me ocurre que estas personas nunca han plantado un árbol en su vida o que les falta poesía. Para el asesino de Francia y en general para aplicar a cualquier persona con prejuicios raciales propongo un castigo férreo: plantar árboles y leer poesía.

La belleza, ya sea en su forma primigenia (los árboles, los bosques) o en su suma creatividad (la poesía es la esencia de la belleza en palabras) es un bálsamo para las lagunas sombrías del alma.
Por ello me parece tan simbólico que además del día contra el racismo sea el Día Forestal Mundial y el Día Mundial de la Poesía, y no creo que sea casual: los tres días llegan de la mano del equinoccio de primavera como símbolo de la regeneración.

En un día como hoy no estaría mal que todos nos propusiéramos una pequeña tarea: plantar una semilla, leer un poema y sonreír a los extraños.

Publicado en El Blog de Tetuán – Madrid

Compartir

 

4 comentarios

  • jose illana dice:

    Gracias Bea por compartir tus reflexiones en un día tan significado como este. Pensaba esta mañana que el racismo es una cuestión de números. Siempre surge de una mayoria que rechaza y explota a una minoria. Luego, por la tarde pensaba que no era cuestión de números ya que las minorias tambien podían generar rechazo, quizás sin explotación a una mayoría. Asumamos que, como todo, depende de nosotros mismos. Somos libres para plantar un arbol y leer una poesia.

  • ptrc2 dice:

    “plantar una semilla, leer un poema y sonreír a los extraños”

    “un bálsamo para las lagunas sombrías del alma”

    Abrazo y celebro tus ideas, Bea. 😀

  • BeaBurgos dice:

    Gracias José,
    Realmente el racismo es de difícil solución. Desgraciadamente, en lugar de plantar semillas de árboles, muchas veces nos dedicamos a plantar semillas de rencor. Un abrazo,
    Bea

  • BeaBurgos dice:

    Celebro que te haya gustado, Patricia. Gracias por pasarte y leerme. Un abrazo!
    Bea

  • Deja tu comentario

    Nos interesa tu opinión
    Escribe un comentario

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *