De la competitividad a la contribuidad

Autor/a: el 16 mayo, 2010

Desde hace tiempo llevo dándole vueltas a esto de la “competitividad” no hay día que no aparezca este palabra en cualquier análisis macro, discurso presidencial o instrucciones de una lavadora.

¿Competitividad para qué ? ¿frente a qué?. ¿a qué precio?. Quizás sea una cuestión semántica pero competitividad me invita a competir, a reducir costes, a optimizar los recursos e innovar para maximizar el beneficio. Pues no tengo claro que esto aporte a esa construcción de un mundo mejor que perseguimos.

Igual que se han gestos simbólicos en incluir la felicidad dentro del PIB de algún país, podríamos revisar este término en el mundo de la empresa.

Empecemos con la nuestra, quiero salvar el mundo haciendo marketing no quiere competir, no queremos ser competitivos, queremos contribuir a la construcción de un mundo mejor y perseguiremos la “contribuidad” para conseguirlo.

Queremos contribuir a nuestros clientes y nos reconozcan por ello, queremos que todos los que forman parte de quiero sientan que contribuyen a crear una mejor empresa, queremos que nuestros colaboradores contribuyan a dar forma nuestro servicios. Queremos que nuestro servicios sean contributivos.

Qué pasaría si todas las organizaciones se esforzaran por contribuir, todos los individuos nos esforzáramos en contribuir, todas la Bolsas premiaran la contribución.

Esto que escribo ni es publicidad ni es un trabalenguas es ¿y por qué no…?

Compartir

 

2 comentarios

  • Alia dice:

    Por mi experiencia con vosotros, debo decir que efectivamente cuando se trabaja con el equipo de quiero realmente se siente que contribuís, me gusta este concepto.

    Aún así veo un problema con estos conceptos: competencia o contribución, al final no creéis que competiríamos por ver quién contribuye más??

    La competencia no se encuentra sólo en el ámbito empresarial, también existe en el deporte, en las artes, en lo profesional. A todos nos gusta sentir que somos mejores (incluso a veces el mejor – o la mejor-). Creo que ese puntito de competencia está en la condición humana y a mi modo de ver es algo positivo porque nos reinventa, nos hace mejorar. El problema es cuando en esa competencia todo es admisible, destruir los recursos naturales, matar animales o personas, esclavizar, etc….

  • Jose Illana dice:

    Totalmente de acuerdo contigo Alia pero el reto no está en hacerlo mejor que otros sino en contribuir a que las cosas se hagan mejor y eso incluso debería llevarnos a colaborar con nuestro hasta ahora competidor. Puede sonar utópico o inocente pero si somos capaces de poner en valor, reconocer y premiar con nuestros actos de compra, votos y afirmaciones dicho planteamiento seguro que podríamos conseguirlo.

    Estoy convencido de que contribuir es rentable y competir por contribuir es contribuir con más fuerza. Suma.

    Gracias Alia por tus palabras.

  • Deja tu comentario

    Nos interesa tu opinión
    Escribe un comentario

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *