De la tasa Tobin al coladero tolai

Autor/a: el 21 mayo, 2012

Vaya por delante, me llamo Jose Antonio Illana Carracedo:

El viernes leyendo el diario Expansión me encuentro con la noticia de que nuestro Ministerio de Hacienda, a través del Ministro Sr. Montoro, va a aceptar dinero efectivo sin origen acreditado en la amnistía fiscal. El sábado en El País, lo mismo.

Entiendo que esto quiere decir que si un narcotraficante, proxeneta, explotador de inmigrantes ilegales o simple chorizo quiere blanquear su dinero en las propias narices de la Administración puede hacerlo. Claro, el camello no podrá llegar al banco y decir:

– Buenos días, me dedico a joder a su juventud divino tesoro y tengo un pequeño capital de 20 millones de euros, que venga que se queden 2 milloncitos y sigo jodiendo otro poquito. Por cierto, Sr Director, ¿no querría limpiarme los zapatos, le veo con la lengua fuera, verdad?.

Mientras seguimos con la zanahoria de la Tasa Tobin en la UE nuestros queridos dirigentes nacionales acaban de vender barata nuestra dignidad, nuestra integridad y nuestra reputación.

Como el objetivo de nuestro blog es aportar valor y construir en positivo, desde aquí Sr Ministro le doy una idea. Controle la trazabilidad, seguro que se puede hacer, de ese capital no acreditado y utilícelo para pagar los sueldos, dietas, coches oficiales y demás dispendios de sus señorías de la diestra, siniestra y medias tintas.

Por favor, no mezclen ese dinero con el mío, ni con el de los millones de trabajadores, pensionistas, parados y empresarios que estamos tratando de demostrar que a este país no lo tumban cuatro codiciosos y cinco cobardes.

Le ruego que nuestro dinero, el que huele a sudor, lo utilice para pagar la educación, la sanidad, la investigación, la cultura, el deporte, el fomento de la emprendeduría, la ayuda social,… Y con lo que sobra cómprense espejos y hagan el ejercicio de mirarse en ellos durante 1 minuto sin decir nada, sólo mírense.

Foto: AttributionNoncommercialShare Alike Some rights reserved by Girona_Flashman

 

Compartir

 

0 comentarios

Deja tu comentario

Nos interesa tu opinión
Escribe un comentario