Desayunables: Tiempo para compartir nuestra energía.

Autor/a: el 13 marzo, 2012

El pasado 16 de febrero pusimos en marcha el proyecto Desayunables. Una iniciativa de la revista Energías Renovables, Fundación Renovables y Quiero salvar el mundo haciendo marketing.

Aprovechando que la ONU ha declarado este año como “El año de la energía sostenible para todos” nos pareció el momento perfecto para juntar periódicamente a representantes de todos, es decir los que sabemos y no sabemos del mundo de las renovables y la energía en general, en torno a unos cafés prontito por la mañana y dar forma a los temas con sus dudas que giran en torno al sector de las energías renovables.

Para este primer encuentro elegimos el tema de la moratoria recientemente aprobada por el Gobierno de España y  contamos con la presencia de Margarita Sáenz Díaz, periodista y analista política habitual en espacios como 59 Segundos o la cadena SER; Antonio Joya, director de  Relaciones Institucionales de la OCU; Rocío Ortigüela, copresidenta de UNEF, la Unión Española Fotovoltaica; y José Luis García, responsable del área de Investigación e Incidencia Política en Greenpeace España. De moderador actuó, un servidor, de Quiero, y de introductores del debate Sergio de Otto, de la Fundación Renovables, y Pepa Mosquera, socia y directora de Energías Renovables.

En la hora y medía larga que duro nuestro primer Desayunables se habló del lobby de las “energías sucias”, de falta de transparencia en el discurso de las primas, en la opacidad a la hora de fijar las tarifas energéticas,  la deuda del Estado con el sector eléctrico, e incluso de la autocrítica del sector de las renovables en su incapacidad de llegar a la ciudadanía.

No es extraño que en esos mismos días aparecieran noticias y artículos relacionados con el momento que vive el sector eléctrico, prueba de ello es la rueda de prensa que convocó en presidente de UNESA, el Sr Montes, para decir que si el gobierno decidía realizar una quita sobre la deuda que el Estado tenía con las eléctricas habría consecuencias. En contraposición esos días un artículo del presidente de Abengoa pedía trasparencia en el cálculo de los costes energéticos y la correspondiente tarificación.

Una vez más el mensaje economicista lo impregna todo y poco se habla de la dimensión ambiental de la cosa, quizás porque es difícil su valoración en términos económicos. Un lamentable ejemplo de esta realidad es el relacionado con el desastre de Fukushima, estos días hace un año, y donde se estima en 900.000 millones de euros las perdidas que ellos ha supuesto, más allá de las vidas presentes y futuras que se llevará por delante. ¿quién paga eso? ¿se refleja ese coste en la factura de la luz?. En España las nucleares tienen limitada la responsabilidad civil a 1.200.000 millones de euros ¿hasta unos hipotéticos 900.000 millones de euros quién los paga?

Es paradójico que el sector que nos provee de luz viva en cuarto oscuro.

El próximo desayunables girará en torno al autoconsumo, quizás ésta sea la forma de subir las persianas. Te iremos contando.

Si te apetece saber más sobre lo que deparó este encuentro date un paseo por

http://www.energias-renovables.com/

 

Compartir

 

1 comentario

  • Jumanji dice:

    Gran iniciativa como siempre. A seguir así

  • Deja tu comentario

    Nos interesa tu opinión
    Escribe un comentario

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *