El perfume del invisible

Autor/a: el 10 junio, 2010

culo4

“En medio de la crisis brutal que nos golpea existe un clamor a favor de otras formas de vida y en su núcleo -en el corazón del clamor, en las raíces de la crisis- hay un vacío incomprensible: nadie habla en verdad de nosotros mismos”.

Así empieza la tribuna de El País de hoy. Firmada por Miguel Porta Serra, investigador del Instituto Municipal de Investigación Médica y catedrático de Salud Pública de la Universidad Autónoma de Barcelona, se llama Ver lo que nos sale cuenta y, sin duda, lo que cuenta nos ayuda a ver las cosas con una perspectiva más inteligente y, por eso, más justa y responsable. Habla de los beneficios de los sistemas de salud pública, invisibles frente a otros asuntos que nos llenan las bocas y los blogs, como las reformas de la cosa financiera, el medio ambiente o la justicia.

Da ejemplos de cómo afectó, para bien, la desaparición del plomo de las gasolinas gringas a la inteligencia de sus niños y de cómo eso benefició a la productividad (“entre 110.000 y 319.000 millones de dólares anuales”, casi nada).  Habla también de los beneficios que obtendríamos reduciendo las concentraciones de mercurio. Y concluye así:

“Si queremos realmente vencer a la crisis no podemos volver a lo de siempre, a más de lo mismo ¿No es obvio? Para superar las causas de la crisis debemos mirar y valorar mejor lo que se hace bien; en particular, las políticas, servicios y productos que realmente rinden beneficios a las personas y comunidades. Cuantificar y explicar mejor los costes y beneficios humanos, sociales, culturales y económicos de las inversiones en salud pública y medio ambiente (y en educación, salud laboral, agricultura ecológica, energías renovables, movilidad) dará más visibilidad a esas inversiones. Les dará más valor. Reforzará a las organizaciones ciudadanas, empresas y administraciones más innovadoras y fuertes ante el clientelismo cortoplacista y consumista. Y nos dará más confianza para seguir poniendo en práctica otros modelos de desarrollo, otras formas de vivir. Pues cuando lo miramos, sale a cuenta”.

Amén. Y algo más, por aquello de coger el testigo argumental. Convendría empezar a apreciar el perfume de lo invisible, valorar y ser conscientes de las pequeñas cosas que no salen en la foto pero, pixel a pixel, nos construyen como humanos y como humanidad. He leído este articulo sentado en las escaleras de Hacienda, en una agonía, perdón, espera por un papel. Había mucha gente sentada, como yo. Y había algunas madres que tenían que subir y bajar las escaleras con su carrito y su niño. Eran madres invisibles, parece, porque nadie se fijó en ellas para ayudarlas salvo yo (y no trata esto de ponerse medallas). Como invisible fue el ejemplo, puesto que nadie tampoco lo siguió para ayudar a la segunda, tercera o cuarta. ¿Seríamos mejor como sociedad si ayudásemos a las madres a subir las escaleras de Hacienda?

Vale, es una chorrada, un detalle, pero es que son precisamente los detalles y las chorradas esas cosas invisibles de las que no nos acordamos y que no cuantificamos pero que sumadas nos hacen ser como somos. ¿Y cómo queremos ser? No sé el lector, pero a mí me gustaría ser un tío que se fija en lo invisible.

La imagen y el título de esta entrada corresponden al estupendo cómic de Milo Manara, ‘El perfume del invisible’. No tiene mucha relación con el tema en cuestión, pero me ha salido el nombre al leer el artículo. Y luego he pensado que poner un culo igual evitaría que estas líneas fuesen invisibles.
Compartir

 

3 comentarios

  • fabiana aloi dice:

    hola!

    los acabo de encontrar a traves del blog de pablo benavidez SUELTO.
    me gusto este post porque es un tema que me preocupa, el de ser honestos, el de comunicar la verdad, el de construir productos con significado que respeten a la gente y su dignidad (yo tambien trabajo en comunicacion).
    hace unos meses me cruce con una presentacion de un sr que se llama John Hope Bryant, que es una persona que se dedica a instruir sobre finanzas a la gente que lo necesita, en el primer mundo y en el tercer mundo tambien, para que todos tengan oportunidad de crecer.

    su presentacion se llama THE WORLD ON RESET, y tiene que ver con lo que dice la nota, ya no podemos volver a ser los que eramos, se necesita una nueva mentalidad y un corazon inmenso.
    es muy interesante, porque ademas el dice que es capitalista a full (quiere que todos aprendamos a hacer negocios y a hacer dinero), que solo se trata de agregarle corazon, nada mas. pero que es una decision conjunta entre todos.

    aca se la adjunto por si quieren verla http://www.lu.lv/fileadmin/user_upload/lu_portal/eng/news/The%20World%20on%20Reset.pdf

    y este es el site del autor, para que puedan ver todo lo que hace (es uno de los heroes de Seth Godin)

    http://www.johnhopebryant.com/

    http://www.johnhopebryant.com/john_hope_bryant_/2010/04/john-hope-bryant-recession-or-reset-the-way-forward-at-the-commonwealth-club-san-francisco.html

    saludos desde ny!
    fabiana

  • aleka dice:

    Lo invisible deja de serlo para el que lo ve. Gracias por mostrar esos invisibles y así sacarlos a la luz!!

  • Dicen que hacienda somos todos, y hoy todos estabamos en la escalera y hoy todos, a través de ti hemos subido ese carrito.

  • Deja tu comentario

    Nos interesa tu opinión
    Escribe un comentario

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *