El porqué de ¿Y por qué no…?

Autor/a: el 16 febrero, 2009

Corren tiempos de crisis. Da la sensación de que estamos llegando, o hemos llegado, al fin de una época. Hay pocas noticias buenas en el presente y casi ninguna predicción de futuro agradable. Los ciudadanos nos enfrentamos a problemas inmediatos relacionados con la subsistencia de nuestro modo de vida al tiempo que el mundo se enfrenta a problemas no tan lejanos que tienen que ver con la subsistencia, a secas. Son tiempos en los que es muy comprensible ser pesimista. Pero también son tiempos en los que tiene todo el sentido ser optimista.

Precisamente por todo lo que estamos viviendo, la sensibilización de la gente ante los retos a los que se enfrenta la sociedad es mucho más alta. También lo es su predisposición a adaptarse a las nuevas situaciones y a proponerse nuevos retos. Es momento de cambio. Tenemos oportunidad de mejorar nuestra comportamiento con el Planeta, nuestra actitud hacia los negocios, nuestra relación con los demás. Para eso, es necesario estar informado de lo que estamos haciendo mal y conocer la forma de hacerlo mejor.

Eso es ¿Y por qué no…? Un blog que trata de aportar soluciones para mejorar lo que haya que mejorar. Un punto de encuentro de todos los que piensan que hay que cambiar y que hay que exigir cambios. Una vehículo de expresión para los que creemos que es posible mejorar y hacerlo respetando respetando al ser humano y la Naturaleza. No hay ideología en el proyecto, sólo ética. La ética del que piensa que no se pueden dejar las cosas como están, la del que considera que es importante hacer algo. Puede que las acciones individuales no sean suficientes para cambiar el mundo. Pero seguro que sí transforman al individuo que las realiza y, posiblemente, a los de su entorno. Eso ya es algo. Es mucho. En cualquier caso, merece la pena intentarlo. ¿Y por qué no…?

La foto es de Felix Burton y está sacada de la Wikimedia.
Compartir

 

0 comentarios

Deja tu comentario

Nos interesa tu opinión
Escribe un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *