Los sonidos de los dibujos de la luz

Autor/a: el 20 marzo, 2012

Alguien me dijo una vez que los árboles son fotografías naturales. La palabra fotografía significa “dibujo de luz” y los árboles no dejan de ser trazos que buscan la luz del sol. En un contexto tan desarbolado como Internet, la idea puede ser tan poética que se confunda por patética.

Pero llegó un artista de la era virtual, Bartholomäus Traubeck, y decidió hacer música de los árboles caídos, para que la madera cantara su historia. Y para conseguirlo, necesitó luz. Luz para hacer sonar los dibujos de luz.

En el tocadiscos de Traubeck en vez de aguja hay una especie de escáner, una puntita iluminada que va leyendo cada aro de la vida del árbol, y esa información se traduce a notas musicales en un piano. El resultado es melancólico, lento, fantasmagórico. Por cierto, el mismo año que me dijeron que los árboles eran dibujos de luz, me dijeron que las leyendas medievales de fantasmas posiblemente se fundaban en juegos lumínicos dados por las ventanas estrechas de los grandes edificios en la oscuridad que predominaba. Así que los fantasmas también pueden ser dibujos de luz.

A lo mejor los fantasmas y los árboles son lo mismo, vestigios de nuestras concepciones del mundo que nos rodea. Y ahí queda el disco sonando, goteando notas de madera. Y los nudos, qué escalofrío. Un nudo en el tronco del árbol suena como una pisada en el teclado. Quién sabe qué vio la luz para crear ese nudo.

 

YEARS from Bartholomäus Traubeck on Vimeo.

Compartir

 

0 comentarios

Deja tu comentario

Nos interesa tu opinión
Escribe un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *