Esto de las Jam Sessions mola

Autor/a: el 25 octubre, 2011

Hace unos días nos topábamos con un evento que nos sonaba familiar; un encuentro multidisciplinar orientado a la búsqueda de soluciones sostenibles que ayuden a mejorar un poco más nuestro planeta. Su nombre; Mad sustainability JAM.

Madrid junto a mas ciudades del resto del mundo se unirán del 28 al 30 de Octubre para crear esta sesión Jam a nivel mundial con un objetivo claro, salvar el mundo.

Bajo el lema “learning by doing”, diseñadores de servicios, diseñadores de producto, diseñadores gráficos, expertos en sostenibilidad, profesores, empresarios, hackers, responsables políticos, artistas, estudiantes, niños, madres y abuelos…  todos formarán los equipos y trabajarán juntos durante 48 horas para crear nuevas ideas que pueden hacer del mundo algo diferente.

Repartidos por el globo estarán conectados con otros Jammers donde se tratará de idear soluciones de forma Local para trasmitirlas de forma Global.

Ciudades como Barcelona, New York, Londres, Sydney, San Francisco, Sao Paulo están ya dentro del proyecto y la lista no deja de crecer.

Se busca la cooperación y la improvisación en un desafío de 48h donde se debe resolver un tema genérico global en torno a la sostenibilidad,  generando como resultado un producto o servicio.

Entre sus organizadores se encuentra; Thinker C, becodemyfriend, y Utopic y cuentan con la colaboración de la Fundación Equo y Joan Rojesqui entre otros.

Casualidades de la vida desde Quiero en mayo de este año pusimos en marcha la iniciativa Sustainability Jam Sessions que inauguramos enESIC con simbyosi e insighters experience, donde reunimos a profesionales de Marketing y RSC junto con otras disciplinas con el objetivo de encontrar áreas de oportunidad o ideas de innovación sostenible.

Es una maravilla que todos nosotros, como músicos desconocidos hayamos sido capaces de componer algo tiene un hilo común la sostenibilidad y la pasión por hacermos bailar en torno a ella. Porque aunque no vamos de la mano, salvar el mundo es una misión de todos.

Debo reconocer que mi primera reacción fue de egodisgusto, ahora disfruto con la música que suena para todos.

Compartir

 

2 comentarios

  • Luis Tamayo dice:

    Compañeros casualidad o no , esto es la cultura corta y pega en la que vivimos, en cualquier caso me sumo a las sensaciones mas dulces que agris de josé

    Luis

  • Beatriz Romanos dice:

    Me gusta mucho lo del “ego-disgusto”, pero sobre todo lo de reconvertirlo en disfrute al pasar de solista a miembro del coro, cuando de lo que se trata es de entonar una misma canción… 🙂

    Y el evento tiene muy buena pinta. Gracias por compartirlo…

    Bea

  • Deja tu comentario

    Nos interesa tu opinión
    Escribe un comentario

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *