Gaia sobrevivirá, ¿nosotros?

Autor/a: el 23 marzo, 2009

Un libro de un ecologista que viene de vuelta. La venganza de la Tierra, de James Lovelock, no es lo mejor para subir la moral pero no está mal leer cosas tal cual las piensa un tipo que ya no tiene nada que perder ni que demostrar ni nadie a quien rendir cuentas. Lovelock es el creador de la teoría de Gaia, ésa que dice que la atomósfera y la parte superficial de la Tierra forman una especie de organismo que se autorregula para mantenerse con vida y que la intervención del hombre abusando de los recursos y desparramando emisiones de todo tipo provocará una reacción de Gaia (la Tierra) que acabará con la civilización para que el planeta pueda seguir existiendo tranquilamente.

En este libro, que se puede comprar en edición de bolsillo por dos de pipas, dice que ya hemos pasado el punto de no retorno, que más nos vale esperar subidas del nivel del mar de más de diez metros y desplazamientos de población del carajo de la vela. Yuhu. Lovelock, además, es un ecologista a su bola. Apoya con todas sus fuerzas de casinonagenario (que son muchas) la energía nuclear como solución inmediata para la reducción de emisiones, pasa de la eólica y la s

Como de costumbre, dejo un parrafo para abrir boca.

En cualquier caso, cito un par de parrafillos que sí que creo son certeros:

“Como en todas las crisis, regreso a mi amigo y mentor Crispin Tickell, y encuentro respuesta en forma de un discurso titulado “La Tierra, nuestro destino” […]: “La ideología de la sociedad industrial, basada en el crecimiento económico, niveles de vida cada vez más altos y la fe en que la tecnología lo arreglará todo, es insostenible a largo plazo. Para cambiar nuestras ideas tenemos que trabajar hacia el objetivo de una sociedad humana en la que la población, el uso de los recursos y el medioambiente muestren en términos generales un saneado balance. Sobre todo, tenemos que contemplar la vida con respeto y asombro. Necesitamos un sistema ético en el cual el mundo natural tenga valor no sólo en cuanto útil para el bienestar humano, sino por sí mismo. El universo es algo interno además de externo'”.

Compartir

 

1 comentario

  • Federico González-Alonso dice:

    Efectivamente, la lectura del libro de Lovelock es un sano ejercicio de humildad y debería ser obligatoria su lectura para todos los políticos del mundo.
    En una ocasión le pregunté a un ex-presidente de Endesa, si había leido este libro de Lovelock y me dijo que no, creo que ni lo conocía………….creo que sobran los comentarios, pero da una idea de como está el patio y de cual es el actual grado de compromiso de las grandes corporaciones y de si realmente quieren cambiar el mundo.
    Para cambiar el mundo es necesario primero querer hacerlo.
    Los diagnósticos de Lovelock muy probablemente son ciertos, pero también es verdad que conocemos de una forma muy imperfecta el funcionamiento del ciclo del carbono en el mundo y esto es un punto esencial para comprender de verdad lo que está ocurriendo con el cambio climático.
    En cierto modo pasa lo mismo que con la crisis económica,podría dar la sensación de que no se hace más que dar palos de ciego…
    Solo hay una cosa cierta, las cosas ya nunca volverán a ser como antes, lo que no sabemos es como serán………

  • Deja tu comentario

    Nos interesa tu opinión
    Escribe un comentario

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *