Haciéndonos la Pascua

Autor/a: el 27 febrero, 2009

 

Ayer, Enrique Gil Calvo publicaba en El País un estupendo artículo comparando el destino del capitalismo liberal al de la cultura de los moais en la isla de Pascua. Se puede leer completo pinchando en esta frase pero aquí queda el último párrafo.

Confiemos en que la memoria histórica nos enseñe a evitar lo peor y nos permita aprender a buscar otra salida menos autodestructiva. ¿Cuál podría ser ésta? Queda una cuarta posibilidad, al menos teórica por improbable que sea, y es la de convertir la actual crisis de los mercados en una verdadera crisis del sistema, eventualmente capaz de dar a luz un nuevo modelo de sociedad. Una sociedad sostenible y ya no basada en el depredador capitalismo neoliberal, que de ciclo a ciclo y de burbuja en burbuja está conduciendo al planeta a un inminente colapso como el de la isla de Pascua, ahora masivamente amplificado a escala global”.

La foto es de Rivi y está sacada de la Wikimedia.
Compartir

 

1 comentario

  • No tengo ninguna duda de que esta crisis, la económica, pasará. Pero si me preocupa nuestra actitud como ciudadanos. Para no generalizar me pongo a mi mismo como ejemplo.

    Me considero una persona sensibilizada y realmente creo en la necesidad de una revisión de nuestra manera de entender la sociedad, el progreso, el desarrollo y el significado de la propia palabra riqueza. Pero al mismo tiempo me veo a mi mismo luchando contra una serie de hábitos de consumo y roles que me acompañan.

    Me reconozco a mi mismo controlando el gasto como cualquier otro ciudadano. Y me pregunto qué pasará cuando vea mi situación un poco más desahogada. ¿Volveré a retomar mis hábitos de forma compulsiva como el que está a régimen forzado?. ¿Banal?. Puede ser

    Realmente pienso que no será el caso. Pero creo que todos y cada uno de nosotros debemos hacernos estas preguntas y asumir responsabilidades.

    La felicidad es una búsqueda obligada, pero no tengamos miedo a cambiar de patrones.

    Entre otras muchas cosas esta crisis debe ayudarnos a asumir responsabilidades, empezando por mirarnos al espejo y preguntarnos hasta donde estamos dispuestos a llegar en la búsqueda de una felicidad sostenible

  • Deja tu comentario

    Nos interesa tu opinión
    Escribe un comentario

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *