La ONU no es el sujeto, el sujeto es uno

Autor/a: el 28 septiembre, 2010

Ayer se pararon las máquinas. Saltó la noticia. La ONU nombraba a una embajadora para las relaciones con extraterrestres. Hoy se ha sabido que era un bulo, aún no está claro si inventado o colado a The Sunday Times. El caso es que se lo ha tragado mucha gente, desde medios serios hasta humanos con ganas de tener visita de allende Saturno. Y la cuestión es, ¿por qué una chorrada de semejante calibre es creíble?

No hace falta pasar del sujeto para sacarle utilidad al análisis. De la ONU uno se puede creer una cosa así. Seguramente porque de la ONU uno ya no se cree nada. Y cuando digo uno, hablo por mí mismo, por el que firma esto. No sé lo que pensarán mis compañeros de blog pero yo cuando vi a Zapatero pedir la tasa Tobin, sin llamarla así, unos días antes de poner una cosita testimonial a las SICAV, me entró la risa. También oí que Sarkozy había hablado de su compromiso contra la pobreza y la desigualdad unos días después de haber ordenado la expulsión de unos europeos de Francia por cuestiones de raza y me entró… Me entraron ganas de vomitar.

La ONU es ese sitio en Nueva York donde se reúnen los líderes de todo el mundo a decir cosas que jamás harán de vuelta a sus palacios presidenciales. O quizás es que no van los líderes sino sus conciencias. O esa es la sensación que uno tiene. Por eso, cuando leo noticias como la del lunes, tras el fin de la Cumbre de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, no sé qué pensar: “La ONU logró el compromiso de Gobiernos y el sector privado para reunir unos 40.000 millones de dólares que serán destinados a financiar programas de salud en 49 países más pobres del mundo”.

En realidad sí sé qué pensar. Pienso que no me lo creo. Pienso que la experiencia ha demostrado que si el sujeto de la frase es la ONU no habrá predicado que valga. Pienso que para lograr avanzar en los Objetivos de Desarrollo del Milenio los sujetos tienen que cambiar. Espero ver titulares que digan “España se compromete a financiar…”; “Francia aporta…”; “La empresa X moviliza…”.

Por lo que sé, que tampoco es mucho, algunos sujetos ya están haciendo cosas. Puede que no todo lo que pueden pero seguro que más que nada. Ocurre que todos somos sujetos. Todos podemos hacer algo, lo que sea y sobre lo que sea. Lo que no deberíamos hacer es esperar a que haga la ONU. La ONU es la suma de muchos unos. Y uno es capaz de hacer cosas que no hace la ONU. Uno sí tiene poder para cambiar las cosas, al menos la suyas.

La imagen es de aquí y son los muñecos de “Toy Story”, los de “el gaaaaaaancho”.
Compartir

 

3 comentarios

  • sheila dice:

    Pues Pedro, me hubiera gustado que la ONU tuviera un embajador para tratar con los extraterrestres. Al menos hubiera sido más divertido!

    Eso sí, tienes toda la razón, uno tiene el poder para cambiar las cosas, las suyas y a veces de rebote, algunas más distantes.

    Ese ese el espíritu, ONU=UNO

  • Alberto dice:

    Lo realmente curioso es que medios serios se lo traguen. Si los extraterrestres dan señales de vida propongo como embajador a ZP.

    Los políticos solo hablan para conseguir votos. Cuando proponen algo, aunque parezca bueno, detrás solo hay intereses electorales.

    Salu2

  • No sé tengo la imagen de esos encuentros y esas cumbres como una escenificación cutre, en donde se aprenden su parlamento sin más. Se podría hacer un libro de locuras con lo que dicen, así que no me extraña, ya que con los terricolas lo hacen tan mal les vaya mejor con los extraterrestres.

  • Deja tu comentario

    Nos interesa tu opinión
    Escribe un comentario

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *