Los agricultores tradicionales y nosotros

Autor/a: el 24 mayo, 2010

He crecido en una pequeña ciudad provincial, en un entorno muy preocupado por la buena calidad de los alimentos. Siempre comprábamos las verduras o bien en los mercadillos semanales de pequeños agricultores locales (realmente pequeños, algunas señoras solamente vendían dos o tres productos) o bien los obteníamos de los huertos de amigos y familiares. Una situación ideal a la que no podemos aspirar los que somos habitantes de grandes urbes como Madrid.
¿Qué opciones tenemos aquí? Cada vez más, y sobre todo con la crisis, se encuentran cooperativas de agricultores ecológicos o tradicionales que venden sus productos por Internet. Una fantástica idea, en un principio. Mi único problema es que en este momento, mi economía no me permite usar estos servicios. En la web Disfruta y Verdura exclusivamente se venden productos de temporada. Como tendría que ser. Ideal para la hostelería por ejemplo. El inconveniente para mi es que se venden grandes cantidades  y a precios un poco altos.

Esta caja de frutas y verduras es de http://www.yoeco.es

Esta caja de frutas y verduras es de http://www.yoeco.es

Además las cajas se mandan automáticamente cada semana o cada dos. Por ejemplo: Caja “selección de verdura”: 8kg, 27 – 29 €. O cajas solamente de patatas y cebollas.
Entiendo que, como estos agricultores aún no tienen una producción demasiado grande y se tienen que encargar de la distribución, sus precios todavía no son muy competitivos.
No soy economista, pero se me ocurren dos iniciativas que podrían ser interesantes para hacer llegar estos productos al consumidor incluso en tiempos de crisis:

  1. Fresco. El bufé libre de ensaladas de éxito. Un sitio prácticamente libre de carnes que se llena siempre, y eso en España. ¿Y si esta cadena de restaurantes se buscase una cooperativa ecológica como proveedor? Si lo usaran como reclamo publicitario podrían subir el precio de sus comidas de 9 a 10 €. Y los agricultores elegidos podrían rebajar sus precios porque producirían para un cliente principal que encima se encargaría de la distribución. Los clientes del restaurantes estarían encantados y pedirían también productos ecológicos para sus hogares, con lo cuál se creería un mercado más grande.
  1. No entiendo porque el ayuntamiento no organiza grandes mercadillos de productos de temporada de agricultura tradicional. Por ejemplo, una vez por semana en la plaza de Ventas. Por decir algo. No solamente una vez al año en formato mini en El Matadero.

Pongo otro proveedor de productos, Cesta Verde, este  quizá se adapte más a las necesidades de una pequeña familia o pareja, ya que se pueden comprar cantidades más pequeñas.

Compartir

 

4 comentarios

  • Pedro Bravo dice:

    Aquí va otro nombre: Mil historias, http://www.milhistorias.es/.

    No sólo es una huerta ecológica y orgánica (la más grande de la comunidad de Madrid, creo) sino que es un proyecto social relacionado con la Fundación RAIS en el que las personas que trabajan en él lo hacen como forma de inclusión.

    Hay una tienda-mercado de productos orgánicos, en Huertas y la Plaza de la Paja. Viva la vida: http://www.vivalavida.vg/

    Hay un mercado en Ventas con una planta dedicada a esto (pero la cosa andabva mal hace un año).

    Lo de FresCo es buena idea. Así, de paso, se comería bien.

  • Stefanie Kaiser dice:

    Gracias por el link a Milhistorias. Está mejor de precio, realmente, y las cajas son bastante variadas.
    Antes vivía al lado de la tienda de viva la vida en Huertas – tienen muy buenos productos aunque el bufé no me convence tanto. Lo que mola es la decoración de la fachada y la barra que hay fuera. Parece un concepto importado desde ciudades como Londres, ¿no?
    En el caso del mercadillo, lo que echo de menos es algo más normal, como era antes. O como los mercados grandes que se ven en otras ciudades grandes como Nueva York o Berlín, donde se reunen la mayor parte de los agricultores pequeños de los alrededores. Iré a ver lo de Ventas – que fauxpas el mío hablar justamente de las Ventas, donde parece que ya existe un mercado que incluye productos orgánicos 🙂

  • Pedro Bravo dice:

    Eb realidad, el concepto de Viva la Vida! de buffet de comida al peso viene de Brasil, donde hay lugares a los quellaman “kilos” en los que se sirve cada uno lo que va a comer y paga por el peso. La idea de añadir tienda viene de la obesesión de los dueños por la comida sana y orgánica. Y la decoración, de la cabeza y el talento de Mada, que ya estuvo detrás de otro vegetariano recomendable, La isla del Tesoro.

    Lo de los mercados, completamente de acuerdo. No sé si estaríamos preparados para tener uno enorme tipo Whole Foods Market (lleno de contradicciones pero con una oferta brutal) pero nos conformaríamos con algo modesto pero honesto. Lo cierto es que hay puestos en diversos mercados que tienen este tipo de oferta pero no hay un mercado que la centralice.

  • violaine dice:

    Yo tampoco conocía “Milhistorias”, acabo de echarle un vistazo a la página web y la verdad es que su servicio tiene muy buena pinta.

    Con mi pareja, cada 2/3 semanas pedimos una cesta de frutas y verdura en la Cesta Verde y nos viene fenomenal. Por falta de tiempo, lo veo super cómodo lo de comprar online, además te anima a consumir frutas y verduras que no sueles comprar. En las cestas ya hechas te proponen solamente la verdura/fruta de temporada a la cual a veces no estas acostumbrado.Cuando llega la cesta a casa, lo veo como un desafio porque en general no tengo ni idea de cómo se cocina, tiene su encanto!

    Poco a poco, supongo que la diferencia de precios entre verdura organica y no organica se irá disminuyendo hasta poder consumir ecológico de manera general y para todos.

  • Deja tu comentario

    Nos interesa tu opinión
    Escribe un comentario

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *