Un año menos de vida para Barbie

Autor/a: el 11 marzo, 2009

Fotos realizadas exclusivamente para este artículo por Manuel Macias

Fotos realizadas exclusivamente para este artículo por Manuel Macias

Qué mejor que inaugurarme como “blogista” aquí para que enterarme de cosas y así ampliar mi pobre cultura. Sí, porque esto de escribir opiniones obliga. Obliga a indagar, leer y chismorrear acerca de temas que una, por sus limitaciones, simplemente nunca había conocido. Hoy le toca a Barbie.

Con eso de que hoy es su cumpleaños, mi amigo Peter (Pedro Bravo en inglés), que me invitó a participar en este blog, me sugirió unir dos noticias de actualidad: el Día Internacional de la Mujer Trabajadora y el aniversario de ese pedazo de plástico que se conoce como Barbie. Y así lo iba a hacer, pero han surgido dificultades.

La primera es que aquí, en México (de donde soy y en donde resido), el domingo fue el Día Internacional de la Mujer y, sin embargo, en otros lugares (como en España) fue el Día Internacional de la Mujer Trabajadora. Seguro hay eruditos y eruditas por ahí que me puedan aclarar esto. No sé si es que en México somos más… (no sé qué palabra escoger, francamente). O en España son más… El caso es que en España, el 8 de marzo no celebran ni a las amas de casa, ni a las abuelitas, ni a las adolescentes.

Así que está primera dificultad me ha parecido insalvable psicológicamente para continuar por ese camino. Pero he seguido con mis pesquisas, a pesar de todo, y he puesto la palabra “Barbie” en Google. ¡Oh cielos! De lo que se entera una a estas tempranas horas del día.

¿Sabían ustedes que Barbie cortó con Ken dos años? ¿Que tiene una amiga “afroamericana” (lo siento pero no soporto estos términos), una latina, una asiática y a Becky, que es discapacitada y va en su silla de ruedas? Yo npi.

También me entero que cuando Barbie surgió no había una muñeca igual en el mundo y se hizo con el fin de ayudar a las niñas a jugar a ser adultos. (¡Tómala barbón!, como se dice en México).

A la rubia, además, le ha dado tiempo de tener 108 trabajos como el de astronauta, maestra, miembro del ejército, embajadora en la ONU y candidata a la presidencia de EUA (no ganó, pero ahí queda el dato). Para más INRI, dicen que sus ocupaciones no le han impedido adaptarse a los cambios culturales, sociales y políticos.

Para culminar, contarles que a la muñeca le hicieron hoy su fiesta de 50 años y, en ella, una modelo llamada Heidi Klum, que asisitió al evento, “aseguró que querría preguntarle a Barbie su secreto para llegar a cumplir 50 años sin tener ‘ni una sola arruga en su cara’. Estoy un poco obsesionada con eso –dijo–”. Es verdad, lo pueden checar en El Excélsior.

Llegados a este punto, no creo que les sorprenda que me tope con mi siguiente gran dificultad para escribir sobre el tema. ¿Estamos ya en el Apocalipsis o han secuestrado nuestro cerebro los mismos que retienen el de Barbie? ¿Soy yo la que estoy mal por no entender este mundo o es que el mundo se ha vuelto loco?

¿Y por qué no… dejamos de ser niños que juegan a ser adultos para convertimos en adultos que sueñan como niños, y así soñar que en 50 años ni una sola niña juegue a ser Barbie?

Para los interesados en el tema, el museo Franz Mayer de la Ciudad de México presentará “Barbie: 50 años de historia, moda y diseño”. Del 10 de marzo al 10 de mayo. (Desde el Día de la Mujer al Día de las Madres ­–en México–, tomen nota).
Otra aportación de Manuel Macias. Así acaban las Barbies...

Otra aportación de Manuel Macias. Así acaban las Barbies...

Compartir

 

10 comentarios

  • Hola Aleka,
    Estando como estamos los adultos es un problema que los niños jueguen a ser como nosotros, pero es aún peor que los adultos soñemos como niños. De tanto leer tebeos y ver películas de superhéroes no nos damos cuenta que nosotros mismos podemos salvar el mundo sin necesidad de tener más poderes que el compromiso y las ganas de trabajar. Y no digo que no haya que jugar y leer tebeos (amo estas actividades), digo que tenemos que ejercer nuestra responsabilidad sin dejar de divertirnos. El que haya metido en nuestras mentes que ser responsable supone ser aburrido es el auténtico supervillano contra el que tenemos que luchar.
    Dicho esto, sólo añadir que me ha encantado tu post y felicitar a Pedro por el fichaje.

  • Aleka dice:

    Gracias por las “porras”. Concuerdo con ser responsables y divertirnos en el intento, pero lo siento, no me convence el dejar de soñar como niños. Con esto no me refiero a ser superhéroes, o a tener poderes extraordinarios, simplemente a volver a recuperar la magia en la que vivimos de niños cuando pensábamos que todo se puede realizar, cuando soñábamos con un mundo mejor ¿y por qué no…?. No creo que la fantasía sea mentira… soy de esas pocas. Creo que justo son las ideas las que cambian al mundo. Pero bueno, siempre fui una niña rarita que nunca jugó con muñecas. Aún así que creo que las dos ideas se llevan muy bien: ideas poco populares + compromiso y ganas de trabajar, y siempre pensando en que lo que hacemos influye a otros.
    Gracias por tu comentario que, sin duda, enriquece mis ideas.

  • Myriam Gallo dice:

    Hola Aleka.
    Me ha gustado tu reflexión,y la comparto.çEspero que este sea uno de esos blogs,en los que cuentes muchas curiosidades.

  • Pilar Serrano dice:

    Hola Aleka:
    Como todo lo tuyo, ésto también es genial. Preguntas que si el mundo se ha vuelto loco, y la respuesta es SÍ. Hace años que la humanidad perdió precisamente éso, al ser humano. Enarbolamos banderas de todo tipo y nos hacemos embajadores de causas y derechos cada vez más absurdos. En la carrera por conseguir lo que apadrinamos, pasamos por encima de las causas realmente importantes, pensando que éso ya lo estarán haciendo otros. ¡¡ASÍ NOS VA!!. Las consecuencias de todo ésto, ya las estáis viendo: es imprescindible dotar a Barbie de de un cargo directivo en una multinacional en “pro” de la igualdad laboral entre hombres y mujeres, y mientras seguimos comprando zapatillas de deporte fabricadas por manitas de niños de 7 años; Ferrari le diseña un modelo exclusivo a la rubia, y mientras en medio mundo hay niños que caminan kilómetros a pie para acudir a la escuela a diario. Y así, podría seguir durante horas enumerando las sinrazones de este mundo loco, y al final llegaríamos a lo mismo: el mundo se ha vuelto loco porque los adultos hemos dejado de soñar como niños. Hemos sustituído a Peter Pan por Barbie y desde entonces, estamos perdidos. El mundo se cambia gracias a los sueños de los locos y visionarios, que en algún momento de su vida perdieron el miedo a gritar que soñaban con un mundo mejor, y que fueron capaces de volar como Peter Pan, encontrando en su “sueño” su pensamiento feliz que les permitió hacerlo. Por si os tranquiliza, Barbie es persona “non grata” en mi casa, y soy de las madres que intenta jugar con sus hijos con una caja de zapatos vacía, que a veces es un cofre de un tesoro enterrado y otras veces un garaje.
    Aleka, me uno a tu club de los pocos que creen en la fantasía y enhorabuena por tu bautizo como “blogista”. Me encantas. Besos.

  • Adriana dice:

    Mi estimadisima rata de alcantarilla, leyendo tu artículo recorde mi no muy lejana infancia y también me acordé que la pobre barbie no es puro plástico así no más. Así me puse a investigar un poco y esto fue lo que encontré acerca de las buenas obras de la chica material:

    La Fundación Barbie (que aunque no lo creas si existe) a lo largo de sus 50 años de vida ha impulsado estas causas:

    * La Fundación para el cuidado del cáncer de mama
    Susan G. Komen
    * American Heart Association
    * Entertainment Industry Foundation
    que apoya a niños de bajos recursos a tener
    una educación enfocada al arte.
    * Children Affected by AIDS Foundation
    * International Fund for Animal Welfare

    He llegado a la conclusión de que sí! en efecto el mundo está loco y de que sí, en efecto yo preferiría que la gente de dejara de !!@##$@$%^!@ y se enfocara a soñar… Ahi te lo dejo pa que no me apachurre a mi pedazo de plástico.

    Besos A.

    PS… si me encantó tu articulin ho ho ho…

  • Bienvenida Aleka a este blog que ya es tuyo.

    ¿ y por qué no soñar, jugar y trabajar para salvar el mundo?

  • Aleka Rivero dice:

    No sé si se han dado cuenta de las diferencias entre las opiniones masculinas y femeninas…
    Puestos a proponer ahí les va: ¿Por qué no ya de una vez por todas nos damos cuenta que somos diferentes, que vemos la vida distinta, que tenemos diferentes prioridades y hacemos las cosas juntos?
    Porque parece ser que a las chicas nos gusta más soñar y a los chicos les gusta más hacer…
    Con una cenita para dos regada de vino… ¡Salvamos al mundo!

  • maria beckmann dice:

    creo en la fantasia

  • Susana Sisternas Aliena dice:

    ala qures en la fantasia??

  • karen sofia barreto gonzalez dice:

    mmmmm pz q pienso ……. q pz me parece un poco q es real …. pero solo un poco ……

  • Deja tu comentario

    Nos interesa tu opinión
    Escribe un comentario

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *