No tenemos derecho a no resolver los problemas

Autor/a: el 10 junio, 2010

“…no consigo sobreponerme con facilidad a mis preocupaciones cuando paseo la mirada por este mundo nuestro, un mundo en donde las grandes crisis suelen mover a las naciones, a los grupos sociales¸ a las empresas y a los individuos a proteger celosamente los intereses propios antes que a mostrarse solidarios o generosos”.

La Responsabilidad Ciudadana es la constante del escritor Amin Maalouf. Nacido en Líbano, de familia musulmana y cristiana,  periodista, en 1975 llegó exiliado a Francia, en donde continúo su carrera viajando por Asia y África, reside en la actualidad en París. Estos datos biográficos resultan anecdóticos para un hombre que, sin resquemor admite estar a caballo entre dos culturas (Oriente y Occidente) y lo refleja en su trabajo como novelista y ensayista. Así, el escritor beirutí defiende el proceso de construcción de los universos que integran a los seres humanos.

Con el Mediterráneo como escenario de encuentro de culturas, enmarcó su inquietud por los conflictos sociales, religiosos y políticos a través de “León el Africano” (1986) su primera novela ampliamente reconocida. A través de sus letras Maalouf  invita a viajes que se convierten en conexiones vitales. En “Samarcanda” (1988), narra ricos episodios históricos en los que estalla la certeza de que el pasado se repite: tanto, que civilizaciones enteras prefieren morar en él, aferrándose a todo lo sublime que hay en ellas por un terrible miedo a la responsabilidad.

Por medio de su trabajo como ensayista reflejó la historia desde el otro lado, con un título intrigante “Las Cruzadas vistas por los Árabes” (1983). Pero en “Identidades Asesinas” (1998) a través de su historia personal el escritor presenta la teoría que ha desarrollado durante los últimos años: las identidades como cárceles peligrosas.

“Por comodidad, englobamos bajo el mismo término a personas distintas y por comodidad también les atribuimos crímenes, acciones colectivas, opiniones colectivas: “los serbios han hecho una matanza…”, “los ingleses han saqueado…”, “los judíos han confiscado…”, “los negros han incendiado…”, “los árabes se niegan…”. Sin mayores problemas formulamos juicios como que tal pueblo es trabajador, hábil o vago, desconfiado o hipócrita, orgulloso o terco y a veces terminan convirtiéndose en convicciones profundas”.

Amin Maalouf recientemente ha publicado un tratado de Responsabilidad Social Ciudadana “El desajuste del mundo” (2009). Partiendo de la espiral de locura global, hace un recorrido por hechos actuales: sostenibilidad, medio ambiente, economías emergentes, política, ciencia, tecnología y el rol de los medios de comunicación. Adicionalmente, en su tenaz puente entre Oriente y Occidente, realiza una dura crítica a unos y a otros.

“…aún podemos actuar, podemos darle la vuelta a muchas cosas, para ello tenemos que hacer gala de audacia y de imaginación y no de titubeos, de encogimiento ni de convencionalismos”.

La obtención del premio Príncipe de Asturias de las Letras 2010 es un merecido reconocimiento para Amin Maalouf: persona responsable que invita a compartir su brújula de HUMANIDAD.

Video de Amin Maalouf con motivo de la publicación de “El desajuste del mundo” en la Casa Árabe de Madrid (septiembre-2009). Se puede ver en la página web de esta organización.

Compartir

 

2 comentarios

  • Delia López dice:

    Hola Nathalie. Excelente el escrito sobre Amin Maalouf, en hora buena por el premio se lo merece.
    Saludos

  • […] En Cuba la Fundación para el Desarrollo de la Enfermería lleva cooperando once años, desde la creación del departamento de Cooperación Enfermera en 1999, en estrecha colaboración con la Sociedad Cubana de Enfermería (SOCUENF). La introducción de las nuevas tecnologías de la información y la accesibilidad al conocimiento han sido las principales iniciativas llevadas a cabo en este período, junto con la mejora del equipamiento y el material sanitario y la calidad de la atención de los centros de salud de primer nivel. Todo ello encaminado a potenciar la práctica asistencial, cuyas técnicas observan las enfermeras españolas a través de Vacaciones Solidarias, que incluye al país caribeño como destino desde la segunda edición del programa, en el año 2006. En Cuba aprenden a cooperar de igual a igual. […]

  • Deja tu comentario

    Nos interesa tu opinión
    Escribe un comentario

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *