Nuestra infiltrada en Galata

Autor/a: el 19 junio, 2012

Alia Chahin, nuestra colaboradora en estas páginas, es también bailarina en Galata, el espectáculo de danza dedicado a la ciudad de Estambul que se puede ver estos días en Madrid. Como lo oís, Alia compagina su trabajo en el Consejo para la igualdad de trato con su pasión por la danza, un hobby que la ha llevado a bailar en Galata, un espectáculo creado y dirigido por Cristiane Azem dedicado a la historia de la fascinante ciudad de Estambul. Desde ¿Y por qué no? nos ha picado la curiosidad por conocer más en detalle este espectáculo y lo que significa para ella así que aprovechamos que la tenemos cerca para hacerle unas preguntillas.

¿Cómo es posible trabajar en la Administración pública, escribir en nuestro blog y ser bailarina profesional a la vez?

Pues como otro hobby cualquiera aunque debo decir que desde que bailo, tengo una visión diferente de la vida y del trabajo. Como cualquier otra forma de arte, la danza equilibra mi vida, me permite desconectar de la vorágine laboral, calmar mi espíritu. De hecho, cuando empecé a bailar con Cristiane en el 2009, me costaba mucho entender su forma de enseñar porque te enseña a reconectarte con tu cuerpo y con la creatividad que todos llevamos dentro, y eso a veces no es fácil porque la sociedad occidental te acartona, te vuelve rígido. Incluso en alguna que otra clase he sentido como se me desacartonaba el alma, una sensación de libertad y fluidez que te da energía, te da vida. Una experiencia que recomiendo a cualquiera. Por eso me parece esencial compaginar mi trabajo con la danza porque me vuelve más flexible (no sólo corporalmente, también intelectualmente), más creativa, más innovadora, en definitiva, me ayuda a hacer mejor mi trabajo.

Bueno, y entonces cuéntanos qué se encontrará el espectador cuando vaya a ver Galata…

Este espectáculo es un homenaje a la ciudad de Estambul, una de las pocas ciudades milenarias. La primera parte de la obra mostramos la conquista del Bósforo por los griegos con sus luchas por el poder, la Constantinopla bizantina con sus cruzadas y finalmente la gran conquista de 1453 por los turcos otomanos, una época en la que la Estambul otomana efervescente y moderna ha provocado fascinación por todo occidente. En la segunda parte, en cambio, hemos querido dedicarla a las diferentes danzas folclóricas de Turquía como el Horon, el Roman o el Kolbasti, danzas que suelen bailarse en grupo y que requieren de mucha destreza y coordinación entre las bailarinas.

 

Hablando de bailarinas, ¿cuántas chicas formáis parte de la compañía?

Uff! Somos un montón… Más de 40 bailarinas del Estudio de Arte de Cristiane Azem. Bueno, en realidad en este espectáculo Cristiane ha unido su compañía de danza Fenicia, compuesta por 12 bailarinas, con su grupo de alumnas de los núcleos didácticos, que son unos cursos temáticos que ha creado precisamente para que las alumnas que no pertenecemos a la compañía tengamos la oportunidad de participar de un proyecto escénico profesional a pesar de que no ser bailarinas profesionales. En esto debo decir que Cristiane tiene una visión muy peculiar del arte y de la danza: tanto en sus espectáculos como en sus clases recibimos una formación integral (danzas y folclores árabes y orientales, flamenco, danza contemporánea, butoh, burlesque, yoga, etc.), una mezcla que nos enriquece como bailarinas, pero lo que más la diferencia es su obsesión por la expresividad corporal y por el trabajo teórico al que nos somete para que nos podamos convertir en los personajes que bailamos: griegas, emperadoras, cristianas, princesas otomanas, etc. Para ello, todos sus núcleos didácticos van acompañadas de un proceso de aprendizaje de la historia, literatura, pintura, fotografía, música, cine… y de un análisis de los arquetipos de los personajes que vamos a crear en escena. Es su forma de crear magia en el escenario, de convertirnos en bailarinas que ejecutan una coreografía, sino que cuentan una historia con su cuerpo, con sus ojos, con su sonrisa….

Después de tus palabras, ¡dan muchas ganas de ir a veros!. Os recordamos que Galata se puede ver en el Nuevo Teatro Alcalá de Madrid hasta el 24 de junio.

A modo de posdata vamos a desvelar que también hemos descubierto que Alia también tiene una faceta de reportera como se muestra en este reportaje de El Mundo: http://mun.do/Lq87xL Y para ya los más cotillas un enlace a las fotos del espectáculo: http://www.eter.es/dn/fotos/fotos.php?id=2926

Compartir

 

0 comentarios

Deja tu comentario

Nos interesa tu opinión
Escribe un comentario