Otro crecimiento es posible

Autor/a: el 26 mayo, 2014

Por Jose Illana.

selfie_dialogos

Hola

Ya ha salido de imprenta el Informe de Conclusiones de la V Edición de Diálogos en La Granja. Esta vez, el tema era el crecimiento. ¿Podemos crecer sin crecer? ¿Es posible garantizar el bienestar de más personas consumiendo y produciendo menos? ¿Crearía empleo una economía que no produjera más bienes?

Estas preguntas aparecían de manera recurrente en todas las ediciones anteriores, de manera que en todos los temas que habíamos tocado (smart cities, el futuro de las pensiones, las renovables, los mercados), acabábamos reflexionando sobre la sostenibilidad del actual modelo económico.

Cuando planteas temas relacionados con la sostenibilidad y el deasarrollo, siempre te acabas topando con la visión empresarial según la cual el crecimiento es sinónimo de progreso. Y queríamos ahondar en eso, ver si realmente es así o caben matices, cambios y nuevas fórmulas.

Ha habido tres grandes ejes que me han hecho pensar mucho durante estos días.

El primero sería que el concepto de crecimiento económico está muy apalancado en códigos y términos empresariales. No está mal, pero creo que no terminamos de poner en primer término al ser humano. Se atiende a las personas pero siempre desde un enfoque mercantilista. El sistema en que vivimos ha provocado muchos avances pero parece estancado, y no sé hasta qué punto el desarrollo humano puede venir como consecuencia de un modelo como el que tenemos.

El segundo aspecto es que nos encontramos en un momento en que la economía real y las administraciones tienen por encima la economía financiera, y por debajo a las personas, a los ciudadanos. En algún momento, la administración y la economía real deberán decidir dónde quieren jugar, si con las personas o con la economía financiera.

Un tercer punto es que ya hay realidades en el entorno de la economía de mercado que están funcionando y muestran que se pueden hacer las cosas de otra manera. Alguien pensará que son experiencias residuales, que no son escalables, pero ya son tangibles. Están ahí. Funcionan. Y nos preguntamos si estos nuevos modelos (economía local, colaborativa) son una alternativa o sólo atrofias simpáticas del mercado.

Como véis, la respuesta a la pregunta de si se puede crecer sin crecer no es tan sencilla como la pregunta, y en cierto modo, está en cada uno de nosotros tomar la decisión de cómo queremos que sea el crecimiento económico del futuro.

Compartir

 

0 comentarios

Deja tu comentario

Nos interesa tu opinión
Escribe un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *