Productividad vs seres productivos

Autor/a: el 3 junio, 2009

Se está hablando mucho de productividad, en términos económicos me refiero, como una de las claves para salir de la crisis, en términos económicos me refiero. Efectivamente creo que mejorando la productividad cualquier economía es más eficaz, más ágil y por lo tanto más fuerte. Asumo, creo y trabajo para que esto vaya asociado a una mejora de la sociedad.

Muchas veces este término se asocia a la mano de obra y ahí no estoy tan de acuerdo. Quizás una inversión en I+D cuando las cosas iban bien nos hubiera ayudado a ser más productivos. Quién sabe, quizás el sistema autonómico que tenemos no es muy productivo en si. Quien sabe, quizás ayudar a las personas a conciliar la vida laboral y personal hace que simplemente sean más felices y por tanto estén más frescos para desempeñar mejor su tarea.

Pensando en todo esto, me lleva a pensar en algo tremendamente perverso. Nosotros sin darnos cuenta nos hemos convertido en seres productivos. Así se nos valora (a todos) en el entorno laboral, pero igualmente en nuestro momento de ocio. Nuestro ocio debe ser productivo, y cuando dejamos de ser productivos de una u otra forma simplemente estamos excluidos.

La exclusión social está directamente ligada a nuestra capacidad productiva. Cuidado

Mejoremos la productividad para vivir en una sociedad donde los seres humanos seamos eso, seres humanos.

Compartir

 

2 comentarios

  • aleka dice:

    ¿Ser productivos nos hará ser un producto más dentro de un sistema de consumo? ¿Se consume el ser al tratar de mantenerse en una carrera productiva? ¿Para quién somos productivos? Definamos productividad, ¿entiende lo mismo un monje zen que un workaholic de London?… ¿Qué ganamos con la productividad que nos imponen desde fuera? ¿No ser excluidos de un sistema… poco humano? Qué perdemos por tanto ¿nuestra humanidad?
    ¿Servir a los demás entra dentro de la productividad o se queda fuera porque es una actividad pinche para los pinches?

  • No creo que seamos un producto, pienso que estamos más cerca de ser una herramienta para producir y para consumir. Somos vitales para que la rueda no se pare.

    La pregunta que yo me hago es ¿a dónde va la rueda?. Obvio al del carro porque me quedo con los pinches. A fin de cuentas es lo que soy.

  • Deja tu comentario

    Nos interesa tu opinión
    Escribe un comentario

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *