Quien quiera peces…

 

… que haga el favor de aguantarse.

El ser humano “civilizado” usa el mar como usa la alfombra el que barre su casa y esconde la mierda bajo ella. Como no lo vemos, no nos importa. Pero el mar, los mares, está mal, fatal. Aparte de la mierda que echamos debajo de la alfombra de agua estamos atacando a los peces como si fuese una guerra en la que sólo podemos perder los dos bandos, peces y hombres. La sobrepesca está acabando con un montón de especies y la ausencia de esas especies está formando un pifostio ecológico del que nos va a costar años salir si es que decidimos actuar ya mismo. Mientras el lector se pide su tataki de atún o su sashimi de toro, la población de la especie (el atún rojo) se acaba. No, la culpa no es sólo de los japoneses. La culpa es de todos los que pedimos una ración de atún. Todos somos responsables.

Como son responsables las pesquerías españolas. Nuestra industria pesquera, ésa que el Gobierno defiende tanto y para la que se bate en Bruselas por no reducir sus cuotas, es depredadora, irresponsable y muy poco legal. Saltándose cuotas, zonas, vedas y todo tipo de normas ecológicas, lógicas y éticas.  Por ejemplo, quizás a alguien le suene que el tiburón es otra especie que se acaba por esa manía de los chinos de comerse su aleta. Bien, pues la flota pesquera española es una de las mayores responsables de la burrada.

El caso es que el día 13 empieza CITES, Convención sobre el comercio internacional de especies amenazadas de fauna y flora silvestres, y es posible que se llegue a un acuerdo para declarar el atún como especie protegida. Ojalá.

Nosotros seguiremos informando, puede que incluo los medios digan algo. Y si, ni por éstas, cambiamos el sashimi por una ensalada, ya sabemos de quién será la culpa. Nuestra.

La imagen del atún es de Gilbert Van Ryckevorsel / WWF-Canada.

 

Compartir

 

6 comentarios

  • violaine dice:

    Unas buenas noticias: Mientras la mayoría de los supermercados están esperando a que la especie de atún rojo desaparezca por completo para tomar las medidas adecuadas, algunos supermercados han reaccionado. Ciertas cadenas de distribución han reducido de mitad sus compras de atún rojo y dicen haber parado las promociones en estos productos. Otros, como Carrefour en España o Alcampo en Francia se han comprometido a no vender atún rojo.

    Creo que les resultan más facíl a los grandes supermercados como Carrefour o Alcampo tomar estas medidas ya que generan una cifra de negocio suficientamente importante para permertirse reducir sus ingresos en este sector. Y también porque a la vez, les dan más credibilidad en termino de responsabilidad social corporativa.

    En el caso de los pequeños supermercados, la cosa es dinstinta. Si todavía no han tomado las medidas necesarias es porque la venta de atún rojo les resulta significativa en su rentabilidad. Pero quien hace que los supermecados sean rentables o no?… Si los consumidores toman la decisión de no comprar atún rojo, estos supermerados tendrán que parar la compra de esta especie a favor de otra, porque no tendrán más remedio para seguir siendo rentables.

    Les podríamos ayudar en esto. El gesto, es sencillo. Consiste a no comprar atún rojo. Porque como dice Pedro, la culpa es nuestra.

    Y para los consumidores que quieren ir más alla, pueden elegir productos del mar con la etiqueta MSC “Marine Stewartship Council”, les asegura un consumo ético, aunque todavía no está en muchos productos.

  • violaine dice:

    Que alivio para los japoneses…

    Ayer en Doha, CITES ha rechazado la propuesta de Monaco en favor de la prohibición de la pesca del atún rojo. La rechaza fue masiva: 68 en contra, 20 en favor y 30 sin opinión.

    …Podrán así seguir comiendo todos los sushis del mundo y ser los protagonistas de la extinción de la especie.

    Digo los japones, porque son ellos los mayores consumidores (importan el 80 por ciento de las capturas del atún rojo atlántico).Y son ellos los que han influido la decisión de CITES, aportando datos para contradecir la situación actual del atún rojo como por ejemplo que “se puede multiplicar rápidamente”.

    Otro fracaso, después del de Copenhaguen. Nos toca ahora a nosotros ser los protaganistas, somos nosotros los que debemos actuar para defender el planeta, la biodiversidad. Porque para las autoridades, parece que ya no es una prioridad.

    Me tengo que ir a estudiar, de buen humor y con mucha esperanza…

  • [...] cuesta un poco ver la parte positiva de algunos hechos, no soy como Violaine. Incluso me cuesta ver los propios hechos, de tan poco que los tratan los medios de comunicación. [...]

  • [...] La foto es de aquí. Este texto y otros, en ¿Y por qué no…? [...]

  • [...] cuesta un poco ver la parte positiva de algunos hechos, no soy como Violaine. Incluso me cuesta ver los propios hechos, de tan poco que los tratan los medios de comunicación. [...]

  • Deja tu comentario

    Nos interesa tu opinión
    Escribe un comentario

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>