Hacer ciudad. Ser ciudad.

Autor/a: el 29 septiembre, 2016

Hace unos días tuve la oportunidad de asistir a un encuentro organizado en Madrid por ONU HABITAT donde se debatía sobre el concepto de la Ciudad Justa. Brillantes intervenciones de los asistentes, entre ellos, Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid, Joan Clos exalcalde de Barcelona y Secretario General de HABITAT III, Mario Aníbal, alcalde de Asunción y Luís Revilla alcalde de La Paz.

 

De las muchas cosas que se comentaron hubo dos que eran recurrentes. La primera era cómo el peso de la Ley está por encima del significado de justicia y el propio ritmo vital de la ciudad. Difícil acompasar el latido de la ciudad con la respiración de nuestro sistema judicial… La segunda era una sensación: El poso negativo que rodea al mundo de la empresa y el capital en su relación con la ciudad. Hablar de empresa en la mayoría de los casos significa hablar de intereses financieros que se alejan del buen vivir de la ciudad. Esta última no puede entenderse como afirmación, es una simple observación. Ni siquiera hablaría de prejuicio, solo acumulación de comentarios.

 

Con este sabor de boca me pongo a pensar en la dichosa necesidad de la colaboración público-privada o en la más sofisticada creación de marcas ciudadanas de la que nosotros mismos hablamos.

 

Con motivo de la crisis muchos proyectos públicos de nuestros Ayuntamientos se quedaron parados o vieron reducidos sus presupuestos y servicios. Es ahí cuando empezamos a oír con mucha insistencia la necesidad de la colaboración público-privada y todas sus bondades. Adicionalmente a esta realidad las empresas se empiezan a dar cuenta de que los consumidores también son ciudadanos, incluso que ellas mismas, de alguna manera, también lo son.

 

¿En qué momento una empresa está legitimada para echar una mano a su ciudad? ¿En qué momento un ciudadano se ve con la soberanía para cuestionar el apoyo del capital privado en beneficio de su ciudad? ¿Qué papel tiene un Ayuntamiento en la búsqueda de ese punto de encuentro, entendimiento y convivencia? ¿Cuándo es creíble y aceptado un proyecto conjunto entre la esfera de lo público y el capital privado?

 

No creo en las decisiones que se toman en los despachos sin tener en cuenta lo que piensan los que van a disfrutar o sufrir su decisión. No creo en los prejuicios que nos rodean a todos y nos impiden hacer cosas útiles y relevantes para la mayoría.

mesa-redonda-el-rol-de-las-empresas-2

El proyecto que llevamos liderando desde hace dos años de la mano de Coca-Cola y el Ayuntamiento de Madrid ha tratado de ser fiel a ese espíritu. Una voluntad clara de Coca-Cola por sumar desde su talento interno y la convicción del Ayuntamiento de Madrid por involucrar a todos los grupos de interés clave en la promoción del uso de la bici desde la más absoluta transparencia.

 

Desde 2014 colaboramos con el Ayuntamiento en ordenar todo el conocimiento acumulado en informes e investigación llevados a cabo en diferentes ciudades en torno al tema de la promoción al uso de la bicicleta. Para ello, organizamos sesiones con asociaciones y expertos para identificar los diferentes grupos/segmentos de usuarios de bicicleta y potenciales usuarios y confirmamos los resultados con un estudio cuantitativo. Con esta información buscamos, en un trabajo de co-creación, las fórmulas para minimizar las barreras que impiden a algunos usuarios subirse a la bici en la ciudad y cómo fomentar así su uso. Estos perfiles se expusieron en Conama 2014 (Congreso Nacional de Medio Ambiente) en un primera muestra a la ciudadanía del trabajo en progreso.

img-20141124-wa0002
Esta relación se consolida en 2015 con la organización de las primeras Jornadas “Ciudades en bicicleta”. Una apuesta del Ayuntamiento de Madrid y Coca-Cola por traer a la capital expertos internacionales en movilidad ciclista de ciudades como Nueva York, Londres o Berlín. Una clara voluntad de generar conocimiento y debate entre los ciudadanos donde se presentaron los primeros resultados del estudio de investigación y una mesa redonda puso en relieve la necesidad de la colaboración público-privada para generar cambios reales en la forma de relacionarnos con nuestras ciudades.

Este año, con todo este conocimiento adquirido en análisis e investigación, hemos creado la nueva Guía Ciclista de Madrid, co-creada entre varios actores de la ciudadanía madrileña, que se presentó la semana pasada a propósito de la Semana de la Movilidad.sandra_presenta_guia

Y el trabajo continúa. Ahora es el turno de una selección de distritos en Madrid y que sean ellos los que nos den las pistas para mejorar la movilidad ciclista en sus barrios como primer punto de inicio y réplica.

 

En “Quiero” entendemos la colaboración público-privada de esta manera. Se acabó ese patrocinio frío y utilitario por ambas partes. Es tiempo de sentarse a hablar sobre intereses comunes y voluntades reales de hacer mejores ciudades. Es tiempo de ser imaginativos y generosos en lo que cada uno puede aportar. Es tiempo de ser transparentes en la relación e incorporar al ciudadano en el proceso de creación e, incluso, gestión de esos proyectos compartidos. Sólo desde el alineamiento entre las Administraciones, los ciudadanos y las empresas seremos capaces de generar los cambios que nuestra sociedad necesita.

 

Hace unos días fue el día sin coches en Madrid y parecía que había más coches que nunca. Queda mucho por hacer y Quiero salvar el mundo haciendo marketing estará ahí al lado de la ciudadanía, de las administraciones, del tercer sector y de la empresa privada.

 

Jose Illana

Enlaces de interés

Ponencias Jornadas “Ciudades en bicicleta”

– Nueva Guía Ciclista de Madrid

– Vídeo Estudio Bicicleta Coca-Cola y Ayuntamiento de Madrid

Compartir

 

0 comentarios

Deja tu comentario

Nos interesa tu opinión
Escribe un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *