Soñar no cuesta nada

Autor/a: el 29 mayo, 2009

Una resolución de la ONU sugiere a los gobiernos que la educación no sea obligatoria y propone la creación de escuelas vocacionales en lugar de colegios.

La humanidad se ha dado cuenta por fin que el sistema educativo imperante en el mundo es el principal factor de domesticación de nuestra especie. Los niños son acostumbrados, a través del premio y el castigo, a permanecer las mismas horas sentados que un adulto en su jornada laboral.
La falta de motivación para generar sus propios criterios, la información enajenante y el método de aprendizaje a través únicamente de la memoria, son tres de los factores más alarmantes para el futuro desarrollo psíquico, emocional e intelectual de nuestros pequeños. Sistemas como el que hasta ahora nos ha regido, sólo han beneficiado a aquellos infantes que gozan de manera natural de ciertas cualidades aceptadas en la sociedad occidental, cualquier niño con aptitudes distintas se ha visto marginado y muchas veces incluso diagnosticado con algún tipo de enfermedad mental como ADD (Attention Deficit Disorder), dislexia o hiperactividad, entre las más comunes”, comentó el Secretario General de Naciones Unidas.


Habiendo estudiado comparativamente por más de diez años en diferentes países y culturas los métodos de enseñanza, la Comisión para la Revisión de la Educación –organismo dependiente de la ONU– ha llegado a la conclusión que el sistema educativo actual es la principal fuente de retraso evolutivo de nuestra especie.


La propuesta, lanzada hoy en la sede de las Naciones Unidas como una plataforma a implementar y desarrollar en los próximos 25 años, contempla ideas tan innovadoras como que la educación esté en manos de personas con verdadera vocación transmisora y con experiencia en comunicación holística, así como una rigurosa preparación cultural exenta de prejuicios. Para ello, el profesorado habrá de preparase un mínimo de 10 años bajo un método que contempla, entre otras cosas, el residir en distintos lugares del mundo y recibir enseñanzas de maestros de las diferentes tradiciones culturales del Planeta.


“Una vez que logremos que el sistema educativo se convierta en un juego para los niños a través de las escuelas vocacionales, en las que cada uno pueda descubrir su propio arte, es decir su virtud, lo que le entusiasma y se le da bien, la educación no necesitará ser obligatoria. Los padres dejarán con gusto a sus hijos en las escuelas y ellos, irán encantados por estar en ambientes creativos, en los cuales ni un solo día es igual que el anterior. Aprender se volverá una pasión.” Explicó el Secretario General.


Ante la pregunta de cómo evitar que ciertos padres aprovechen la iniciativa para impedir que sus hijos se eduquen y forzarlos a trabajar, dijo: “Esta iniciativa es realmente ambiciosa, en cuanto al tiempo y a la envergadura de la misma se refiere. En cada país se tardará su propio periodo de tiempo en poder implementarse, pero pensamos que habrá de pasar una generación entera por lo menos para que pueda ser una realidad. Hay que comenzar con las nuevas generaciones, y esperamos que cuando éstas se conviertan en padres, ya formarán parte de una sociedad diferente. Ya no habrá más que recuerdos de la humanidad primitiva que hoy vivimos. Los padres serán adultos responsables por el simple hecho de haber sido niños felices y seguros de sí mismos, todos ellos trabajando en lo que les apasiona y por ello sirviendo al resto de la humanidad en aquello que pueden aportar, sin miedo a la pobreza y a la marginación. Si una sociedad educada no es tan fácil de manipular, una sociedad educada y además consciente, hace prácticamente imposible que se la pueda manipular.
Aspiramos a que la humanidad dé un salto de conciencia a través de modificar los paradigmas mentales y trasmitir nuevas maneras de pensar a los más pequeños, sólo así los adultos de entonces serán diferentes de los actuales.”


La iniciativa ha causado una gran polémica en la reunión de la Asamblea General, generando opiniones encontradas sobre todo entre países primer y tercer mundistas.

REUTERS
Nueva York, 16 octubre 2013

 

Como no encuentro buenas noticias y estoy harta de criticar, al menos esta semana, les comparto una noticia que me encantaría encontrarme en los periódicos. Soñar no cuesta nada, y en estos momentos de crisis en que la humanidad está tan asustada, sobre todo por motivos económicos, me parece una buena propuesta que nos alimentemos de ideas y así nadie gasta: ni una servidora por tenerlas, ni ustedes por consumirlas; de una vez extiendo la invitación a imaginar cambios necesarios, tal vez alguien más práctico que yo (quizá dentro de muchos años) rescate estos sueños y los haga realidad. Por lo pronto a mí me toca ensoñar, al menos, hoy. Anímense ustedes también… es gratis.

Recordando al gran visionario Julio Verne, les recomiendo a un gran soñador contemporáneo: Philip Pullman y su trilogía de “La materia oscura”. Sus libros, no sólo son divertidos y originales sino que además propone de forma fantástica un desenlace muy particular para esta humanidad. No vean la película (La brújula dorada) no tiene nada que ver, remítanse a los libros, si les gusta la fantasía no los podrán cerrar.

Compartir

 

5 comentarios

  • Manuel dice:

    ¡Qué susto…! leía y leía y no me lo podía creer, hasta que he llegado al final. ¡¡Qué mala leche tienes jodida…!!

    Futuribles… uf con los futuribles.

  • monica bello dice:

    hola

    super interesante! tienes un link que me lleve a esta resolución de la ONU?
    gracias!

    m

  • aleka dice:

    Mónica, lo siento, me encantaría porderte proporcionar el link pero esta noticia sólo existe en mi fantasía como espero haberme explicado desde el título.

    Manuel, disculpa el susto… ojalá hubiera sido sorpresa.
    Gracias a ambos por pasarse por aquí.

  • monica bello dice:

    vale, me río de mi ingenuidad,
    pero hay esperanza no?

    gracias!

    m

  • Ingenuidad, utopía, ilusión, mentira, saturación. Cuando Monica tranquilamente pide el link, comparte lo que le estás proponiendo. Pero a la vez muestra la incercia propia de los que han visto miles de resoluciones asociadas a buenas intenciones que se dilantan en el tiempo hasta desaparecer.

    Gracias Aleka por soñar una resolución que al creerla ya está aprobada.

  • Deja tu comentario

    Nos interesa tu opinión
    Escribe un comentario

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *