Tumbados a la sombra

Autor/a: el 27 mayo, 2009

jpg_2009cartel_premiossombra_baComo todos los años por estas fechas el mundo de la publicidad se encuentra en plena ebullición. A pesar de los estragos causados por la crisis, este fin de semana se celebra El Sol, el Festival de publicidad más importante de España. Pero mientras la crem de la crem publicitaria se prepara para pasear sus plumas por la playa de la Concha, Ecologistas en acción prepara su pequeña venganza en Lavapiés. El 29 de mayo se entregan en este barrio madrileño, buque insignia de la fusión de culturas y la convivencia, los Premios Sombra. Estos premios se otorgan a los anuncios más sexistas, xenófonobos, insolidarios, consumistas o falsamente ecológicos.

Con esta iniciativa Ecologistas en acción quieren hacernos reflexionar sobre el papel de la publicidad como trasmisor de valores e incluso como “lobby ideológico” . Pero sobre todo pretenden dar una buena bofetada mediática a aquellos anunciantes y agencias de publicidad que son capaces de todo por mejorar sus cifras.

Pues si su intención es conseguir que la publicidad transmita valores positivos para la sociedad, se están equivocando por completo. En principio la iniciativa me gustó, me pareció ingeniosa, oportuna y notoria. Pero luego me di cuenta de que es precisamente por esto por lo que no vale. Utiliza los mismos recursos y trucos que la comunicación vacía que denuncia.

En primer lugar calca la estructura y desarrollo del festival que critica, fiesta final con “cotel” incluida. Finalistas, premiados, gala… Me parece que ahí no hay parodia, ni ironía, ni metáfora, y si la hay, es de trazo grueso. En mi modesta opinión creo que hubiera sido mejor una buena acción de guerrilla en el propio festival, en la cara del mundillo y con su complicidad. Según son las cosas en El Sol no es difícil conseguir complicidades si la acción es buena.

En segundo lugar es una iniciativa que no propone, sólo señala con el dedo. La crítica está bien, pero está mejor si va acompañada de una mirada al futuro.

En definitiva, si se trata de llegar a la gente que encarga y hace los anuncios, el camino elegido por Ecologistas en acción se desvía por completo. Mirar y criticar tumbados a la sombra del árbol de “los buenos” ya no funciona. Ahora podemos levantarnos, preguntar, hablar y confiar en que los demás también pueden ser de “los buenos”, también quieren un mundo mejor. Los publicistas no tienen cuernos y rabo, los empresarios y las marcas tampoco. Al menos no todos. Conozco a muchas personas que trabajan en el ámbito de la publicidad y el marketing que quieren cambiar las cosas,  que están dispuestos a utilizar su capacidad para comunicar en beneficio de la sociedad. Y creo que esta entrega de premios, en la línea de los ridículos premios Razzies (los llamados anti-oscars), no les va a motivar, posiblemente ni se enteren de su existencia.  ¿Y si positivamos el mensaje? ¿Y premiamos a la publicidad que transmita mejores valores? Cómo dirían José y Pedro ¿Y por qué no?

Antes de irme quiero aclarar que, aunque está acción no me parece un acierto, respeto el gran trabajo que desarrolla Ecologistas en acción en muchos otros ámbitos y os invito a visitar su página para conocerlo

La imagen del cartel procede de la página de Ecologistas en Acción. 

Compartir

 

2 comentarios

  • aleka dice:

    Me ha encantado tu reflexión Luis. Que valga de ejemplo, para mí la primera, este caso de Ecologistas en acción. La soberbia postura de señalar, la cómoda distancia de la crítica, y la súper dañina queja … cierto. Lo voy a tener muy en cuenta para la siguiente. Gracias por recordármelo!!.

  • Gracias a ti Aleka y a todos los que andáis por aquí. Sois vosotros lo que me habéis enseñado que hay que quejarse menos y hacer más. Post tras post aumenta mi confianza en el poder del individuo. Además escribís del carajo!

  • Deja tu comentario

    Nos interesa tu opinión
    Escribe un comentario

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *