Una sociedad que compra jerseys de algodón con motivos alpinos es una sociedad condenada a morirse de frío

Autor/a: el 2 enero, 2012

Ya se que es un titular muy largo pero eso es lo que pensé el otro día mientras paseaba por la calle Portal del Ángel en Barcelona. Este año se ha puesto de moda el estilo aprè sky , y con el han llegado los jerseys con motivos alpinos. Hasta aquí todo bien, pero ¿qué pasa cuando visitas el Zara correspondiente, el H&M apropiado o el Cortefiel más cercano y te pones a mirar estos jerseys, a cual más alpino, que casi huelen a helecho?

Una vez que has bajado de la montaña a la que has sido transportado desde la planta de caballeros, en mi caso, y miras la etiqueta de composición te encuentras con la curiosa composición de 50% algodón, 40% poliester y 10% lana, o “algo así”, que diría Einsteín en su famosa teoría de la relatividad.

Y todo esto me llevó a pensar que vivimos en una sociedad donde o ya no hace frio o simplemente nos da igual la realidad de las cosas y simplemente nos dejamos llevar por lo que proyectan. Ya he comentado en algún artículo, la diferencia entre identidad de marca e imagen de marca, y la cada vez mayor separación entre ambos conceptos nos ha llevado en esta realidad compleja a cuestionarnos el valor de las marcas. Por ejemplo frente a las marcas blancas o el auge del modelo lowcost que lo envuelve todo.

Todo esto que podría quedarse en el mundo de las ideas o teorías del marketing me lo llevo a nuestras propias motivaciones e inquietudes. ¿Estamos dispuestos a pasar frío llevando un jersey alpino de mentira? Si la respuesta es SÍ, ¿a qué estas dispuesto a decir NO?, ¿hasta donde estás dispuesto a llegar por ser fiel a ese NO?

Estos días he estado leyendo unos cuantos artículos sobre las tendencias para este 2012 y tengo la sensación de que me he quedado igual. Mucha incertidumbre interconectada te lleva a no saber qué es verdad o mentira en el día de los Santos Inocentes de éste y próximos años. No pasa nada, uno de las cosas que estoy aprendiendo es a gestionar la incertidumbre. Y lo único que tengo claro es que para hacer frente a esta incertidumbre es importante no llevar jerseys con motivos alpinos que no están hechos de lana.

Curiosamente, al día siguiente de pasear por el Portal del Ángel fuí a una tienda retro y de segunda mano en el Born y vi jerseys de lana con motivos alpinos que pesaban como abetos rebosantes de nieve. Tenían un color crema que sólo el tiempo da y picaba un poco al ponértelo ¿Lana? No me lo compré porque ya tengo mucha ropa y ando justo de dinero. Pero esa es otra historia.

Os deseo un 2012 lleno de lana en invierno y algodón en verano. O lo que es lo mismo Summer Kisses, Winter Tears…

Compartir

 

1 comentario

  • MGU dice:

    Fantástica reflexión. ¡Y esto es sólo el principio de 2012!

  • Deja tu comentario

    Nos interesa tu opinión
    Escribe un comentario

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *