Visibilidad para la sostenibilidad B2B: el caso de Gomavial

Autor/a: el 1 julio, 2013

La sostenibilidad es un concepto que, podría decirse, tiene cualidades polisémicas. Muchos la asociamos a determinados hábitos individuales: la separación de basuras y el reciclaje, el ahorro energético, de agua, etc. Todos esos actos forman parte de lo que entendemos como sostenibilidad, puesto que ayudan a no agotar los recursos de la tierra.

Pero la sostenibilidad también puede estar relacionada con cómo se relaciona una empresa con su entorno: no vertiendo residuos sólidos o líquidos, trabajando para que los gases emitidos a la atmósfera sean mínimos o menos contaminantes, utilizando un packaging reducido o ecológico, empleando productos o materias primas poco contaminantes en sus procesos etc.

Y es precisamente en este contexto empresarial, en el que la sostenibilidad en elbusiness to business (en el ámbito de las empresas que prestan servicios o productos  a otras empresas para que estas últimas puedan realizar su producto/servicio final) se torna esencial para que al consumidor final le lleguen productos/servicios cada vez más sostenibles. Sin embargo, en estos casos parece que la sostenibilidad en el business to business es un plus menos atractivo y, sobre todo, mucho menos visible para el público general.

En nuestra opinión, toda apuesta por la sostenibilidad, sea más o menos publicitable, debe ser reseñada y aplaudida. Por eso, hoy queremos agradecer las labores de esos negocios business to business que hacen posible que los productos que nos llegan sean cada vez, más sostenibles.

 

En nuestro afán por conocer y difundir este tipo de prácticas nos pusimos en contacto con Rubén Vidal, responsable de Comunicación y Marketing de GomaVial, una empresa de base tecnológica, que desde 2010 se centra en la valorización de neumáticos usados, labor que ha sido premiada en la competición Cleantech Open Spain en 2012, organizada por Opinno con el patrocinio de Repsol,  de la cuál Gomavial resultó ganadora, así como reconocida con el premio EmprendedorXXI 2012, otorgado por la Caixa.

Lo que empezó como un proyecto centrado en la preocupación por la seguridad de los motoristas en la carretera y las aplicaciones que el material del que están compuestos los neumáticos podría tener en ella, llegó a una novedosa forma de recuperación de los elementos  y la tecnología que los componen.

“El neumático es el segundo elemento más tecnológico de un automóvil” nos contaba Rubén Vidal. Del mismo modo, apuntaba que una de las técnicas habituales de reciclado de un neumático, el triturado, no permite aprovechar todas las virtudes tecnológicas que éste tiene. Sin embargo, con su procedimiento patentado de recuperación, llamado “Deconstrucción”, que separa las capas que forman parte de un neumático, se obtienen 3 capas que se pueden utilizar para la fabricación de productos destinados al mercado ferroviario, ingeniería civil, etc.

Así queda clara su propuesta: un producto sostenible, basado en la recuperación de materiales, pero que además ofrece todas las cualidades tecnológicas que tenía el neumático en origen. Y, debido a la coyuntura actual, ajustado al máximo en cuestiones de precio.

La utilización de este tipo de productos tiene ventajas para la organización que decida utilizarlos. “La sostenibilidad es un concepto muy arraigado en la ciudadanía, es algo que comprenden y quieren” nos comentó Rubén Vidal, con lo que las empresas con una postura en pos de la sostenibilidad reciben beneficios en su imagen. Pero, además, al ofrecer algo que aúna sostenibilidad y precio se convierte en un elemento muy eficaz en deliberaciones en posibles licitaciones o concursos, algo muy habitual en el mundo en el que se mueven sus clientes.

En definitiva, la sostenibilidad business to business es una pata de la sostenibilidad que consideramos fundamental, puesto que la utilización de productos y materiales respetuosos con el medio ambiente beneficia tanto a la empresas implicadas como al conjunto de la sociedad. Seguiremos  con atención la trayectoria de GomaVial y de otras empresas que, como ellos, han apostado por ofrecer productos y servicios sostenibles. Confiamos en que nos iremos encontrando con empresas de futuro como ellos, puesto que no concebimos la calidad en los próximos años asociada a productos que no incorporen la sostenibilidad como uno de sus activos principales.

¿Un producto bien hecho en el 2025? Si no es sostenible, no estará bien hecho.

Fuente de la imagen: Pawel Tomkiewicz

Compartir

 

0 comentarios

Deja tu comentario

Nos interesa tu opinión
Escribe un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *