Ya que fuimos orugas, seamos ahora mariposas

Autor/a: el 17 agosto, 2009

“Si ya nos hallamos en un mundo posglobal, ¿qué sentido tiene pensar en términos de persona, de región, de país, de zona? El cambio que se avecina terminará con esa fase individualista de la historia, y traerá consigo la necesidad imperiosa de coordinar grupos, asociar colectivos, colaborar en proyectos comunes. Y toda esa coordinación no habrá que hacerla sólo a cortísimo plazo, sino al revés. ¿Por qué? Porque es infinitamente más eficiente para operar en una atmósfera de recursos escasos, que es la que viene ahora, la del nuevo mundo en el que vamos a tener que movernos.

Eficiencia: utilización de las cantidades óptimas de recursos a fin de obtener la cantidad necesaria de los bienes que sean precisos. Existencias cero; desperdicios nulos; elaborados innecesarios, ninguno. Producir aquello que sea necesario, en la cantidad conveniente; consumir en la misma medida”.

Vuelvo a citar a Santiago Niño Becerra. Vuelvo a recomendar uno de sus artículos, el de ayer en El País: Lo que está pasando (Reloaded). Los titulares ya sonríen con la palabra recuperación, aunque sea en francés y alemán, pero la realidad, que no necesita vender publicidad ni ejemplares, sigue obstinada en demostrar que la única forma de recuperarse pasa por cambiar.

¿Y? ¿Estamos cambiando?

monarca_1_60725860

Las dos fotos están sacadas de la Wikimedia. De aquí y aquí. Son de una oruga de mariposa monarca y de unas mariposas monarca.
Compartir

 

0 comentarios

Deja tu comentario

Nos interesa tu opinión
Escribe un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *